El director de juego canadiense Kenny Chery lanza desde la línea de 6,75 durante el encuentro entre el Gran Canaria y el Surne Bilbao Basket. / cbgc

El Granca afronta cinco finales para defender la plaza de Playoff

El equipo claretiano vuelve a la zona de privilegio 17 jornadas después. Firma ocho triunfos en las últimas 11 fechas. Obradoiro, Río Breogán, Valencia, Betis y Madrid, los rivales en la recta final de la fase regular

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

Acelerón para competir en el Playoff por el entorchado de la Liga Endesa. El Club Baloncesto Gran Canaria exhibe las señas de identidad, la fuerza coral y la profundidad de un plantel al completo para firmar una dinámica alentadora y multiplicar sus opciones en la recta final de la competición doméstica.

El combinado de Porfi Fisac, que acumula ocho victorias en las últimas 11 jornadas ligueras -superó al MoraBanc Andorra, Hereda San Pablo Burgos, Urbas Fuenlabrada, Casademont Zaragoza, Unicaja, Lenovo Tenerife, Bitci Baskonia y Surne Bilbao Basket y cedió con el Joventut, Barça y UCAM Murcia-, asaltó la séptima plaza que da derecho a pelear por el título tras vencer al Surne Bilbao Basket y aprovechar las derrotas del Bitci Baskonia y del UCAM Murcia.

El balance es contundente en plena remontada para conseguir un objetivo ineludible para una entidad claretiana que no obtuvo un billete para la Copa del Rey. Y más sólido con el rugir del binomio equipo-afición en el recinto de Siete Palmas, donde la escuadra amarilla se ha impuesto en los seis compromisos ligueros disputados hasta el momento en el presente 2022.

Unos números para poner en valor y que alimentan el desafío de defender el Gran Canaria Arena hasta el final de la fase regular, teniendo en cuenta que el Río Breogán, el Valencia y el Real Madrid tiene que pasar por la isla.

Tres envites de envergadura a los que se unen dos salidas envenenadas frente al Monbus Obradoiro y al Coosur Real Betis. Restan cinco fechas repletas de dramatismo y emociones con muchas cosas en juego en la zona de privilegio y en la zona movediza de la clasificación.

El Gran Canaria apunta alto y, con el reto de la EuroCup latente también, ansía contar con toda su artillería hasta el final.