De izquierda a derecha: Castellano, Fisac, Villar y Moreno. / cober

Castellano se resiste a perder a Fisac y Moreno espera para oficializar su salida

El banquillo del Granca tendrá nuevo inquilino la próxima temporada, pero probablemente ese sea un problema menor para una entidad a la deriva

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

Con el Club Baloncesto Gran Canaria, con su presidente Enrique Moreno a la cabeza, con toda la maquinaria en marcha desde hace meses para no prolongar la vinculación del entrenador Porfi Fisac más allá de esta campaña y con su despedida más que preparada -pendiente de oficializarla- a pesar de la opinión de la dirección deportiva y, al mismo tiempo, con el preparador segoviano realizando gestiones antes y después de asimilar la decisión sobre su futuro, el consejero de Deportes del Cabildo insular, Francisco Castellano, apareció ayer públicamente para ofrecer un último acto de resistencia en un pulso sin consenso en la reunión del pasado martes, y menos cuando el asunto trasciende el apartado deportivo.

«Confío en el criterio de la dirección deportiva, tiene el total respaldo y apoyo de este consejero de Deportes. A fecha de hoy, en esta Consejería no hay ningún comunicado ni noticia que pueda ir en la dirección de que Porfi Fisac no va a ser el entrenador en la próxima temporada. Como he dicho siempre, está en la mesa del director deportivo», manifestó ayer en el homenaje al Teldeportivo por su ascenso a Primera, en declaraciones que recoge el portal web Zona Amarilla.

Unas palabras que ponen de manifiesto que deporte y política no deberían ir de la mano y, además, que quizás el inquilino del banquillo sea el menor de los problemas de una entidad a la deriva y con la necesidad de agitar la coctelera. Moreno, con el apoyo del presidente de la institución insular, Antonio Morales, impone su criterio y sus argumentos.