De izquierda a derecha: Francisco Castellano, Porfi Fisac, Willy Villar y Enrique Moreno. / COBER

LIGA ENDESA / EUROCUP

La renovación de Porfi Fisac propicia otro pulso en el CB Gran Canaria

El preparador segoviano termina contrato este verano. La dirección deportiva ha intentado en varias ocasiones prolongar su vinculación. Enrique Moreno prefiere esperar a final de curso

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

«Lo he dicho muchas veces, cualquier proyecto que sea de éxito está en la continuidad. Sería el primer paso de este club en esta nueva época, hay una idea clara de lo que queremos». Así se expresó el director deportivo del CB Gran Canaria, Willy Villar, en una entrevista a este periódico en junio del pasado año, al tiempo que ahondó en que «para mí es un acierto que esa continuidad la aporte Porfi Fisac -con contrato hasta 2022-. Vamos a ver si somos capaces de cerrar ese acuerdo lo antes posible. Que sean tres temporadas y ojalá muchas más».

El profesional de La Isleta destacaba su propuesta tras pasar del 2-10 inicial en la Liga Endesa para despedirse de la Copa del Rey y caer en la zona movediza a terminar con la clasificación para el Playoff después de imponerse en 11 de los últimos 15 partidos de la fase regular, consiguiendo también disputar las semifinales de la EuroCup.

Sin embargo, el camino de la primera vuelta hasta revertir un arranque desastroso, con muchas situaciones esperpénticas y caóticas acontecidas en el vestuario y en los despachos, dejó muchas heridas en la cúpula de la entidad claretiana que, lejos de solventarse, se multiplicaron con el paso de los meses hasta la fecha. La fractura es irreconciliable y la comunicación entre todas las partes en liza es escasa.

De hecho, el primer intento de la dirección deportiva por prolongar la vinculación de Porfi Fisac se produjo antes de comenzar el presente ejercicio. Ahí ya recibió la primera negativa por parte del presidente Enrique Moreno y, sobre todo, del Cabildo insular, propietario del club, por considerar que las cantidades eran elevadas y que, además, no existía prisa por llevar a cabo la renovación de un entrenador con contrato en vigor.

En sus múltiples intervenciones públicas, Willy Villar -con contrato hasta 2023- no ha disminuido su interés por proseguir contando con el técnico segoviano, algo que llevó a la práctica de nuevo tras el esperanzador comienzo liguero en la presente campaña en la Liga Endesa.

Y es que después de conquistar el WiZink Center tras tumbar al Real Madrid en la séptima jornada, los amarillos asaltaron la cuarta plaza con un balance de 5-2. En ese momento tampoco logró firmar la renovación de Porfi Fisac, ni siquiera tras superar al Bitci Baskonia en la décima fecha y presentarse en el derbi frente al Lenovo Tenerife con un balance de 7-3 -aderezado con otro gran comienzo en la EuroCup-.

Desde entonces, se mantiene líder del grupo B en el torneo continental, pero acumula seis derrotas consecutivas en la competición doméstica para descender a la undécima posición y dinamitar las opciones de acceder a la Copa del Rey -restan los compromisos contra el Valencia y el Obradoiro que fueron aplazados por la covid-19 y se jugarán los días 28 y 30 de este mes-. Precisamente, uno de esos tropiezos ya es de la segunda vuelta después de sucumbir con estrépito en la pista del Manresa el pasado domingo.

El pulso en los puestos de mando del Granca se recrudece y la continuidad de Fisac más allá de este verano está más en el aire -o fuera- que nunca. Además, Moreno recordó ayer en Cope Gran Canaria que «Porfi termina contrato el 30 de junio y, como todo tiene su proceso, valoraremos con la marcha de este curso la continuidad o no, como siempre hemos hecho». Una declaración de intenciones por parte del presidente para zanjar los intentos de la dirección deportiva.