Central hidroeléctrica del Salto del Mulato / arcadio suárez

Santa Cruz de La Palma es propietaria de la central más antigua de Canarias

Fue la primera ciudad de Canarias, y la sexta del mundo, en ofrecer servicio de alumbrado público con electricidad , concretamente en 1893

EFE Santa Cruz de La Palma

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ya es propietario de la primera central hidroeléctrica de Canarias, conocida como El Electrón, y por la que la capital palmera se convirtió en la primera ciudad de Canarias en ofrecer servicio de alumbrado público con electricidad en 1893.

La construcción de este inmueble supuso un hito en el desarrollo socioeconómico de la capital palmera, pues fue la primera ciudad de Canarias y la sexta en el mundo, después de París, Nueva York, Londres, Madrid y Barcelona en ofrecer alumbrado público eléctrico y en apagar la iluminación derivada del petróleo.

Tras la firma ante notario por parte del administrador y director de Generación Endesa en Canarias, Saúl Barrio, y el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Neris, la empresa ha donado al municipio este inmueble construido en el Barranco del Río, que estuvo en funcionamiento desde 1893 hasta 1954.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Neris, ha considerado que con esta donación, «la ciudad es un poco más dueña de su historia y custodia de episodios de vital importancia para el municipio».

«Ahora, junto al actual equipo de Gobierno, estudiará todas las posibilidades de uso cultural, educativo y turístico para el conocimiento y disfrute de la población y de quienes visitan la isla de La Palma», ha apuntado Neris.

El alcalde ha señalado que desde hace más de una década se iniciaron los contactos entre el consistorio y Endesa, «un proceso largo, complejo y que ha requerido de la participación de numerosas personas».

El director de Generación Endesa en Canarias, Saúl Barrio, ha declarado que «para Endesa es un honor hacer esta donación y que la central hidroeléctrica El Electrón, que tanto simbolismo tiene para Isla sea patrimonio de todos los palmeros.»

Además, Barrio dice estar « muy satisfecho» con la visión cultural que se pretende, convirtiendo las instalaciones y sus alrededores en un museo homenaje a la producción de electricidad usando el salto del agua.

Actualmente, el edificio donde se concentraba el trabajo humano de El Electrón se encuentra en desuso y enclavado en un paraje natural de gran valorcomo es el Parque Natural de Las Nieves.

Las instalaciones del Electrón supusieron una revolución tecnológica en Canarias a finales del siglo XIX y situaron a Santa Cruz de La Palma como ciudad de vanguardia, puesto que un salto de agua y unas turbinas permitieron llevar el alumbrado público a las calles de la capital palmera.