Un rincón de historia y nostalgia

A Fernando Rodríguez, su padre le metió en el cuerpo el gusanillo de las historias, de las leyendas, de asomarse a ver qué había detrás de las puertas y luego él empezó a hacer lo mismo con su hija Amanda, hasta que un día, empujado por ella, dio el salto al mundo virtual y creó Palmeros en el mundo. Miles de seguidores dan medida de que «la nostalgia tira mucho».

ROSA RODRÍGUEZ | / SANTA CRUZ DE TENERIFE

A Fernando Rodríguez ni se le pasaba por la cabeza c rear una web o abrir una cuenta en Facebook cuando, sobre todo los sábado, se sentaba en la plaza de cualquier pueblo de La Palma a hablar con los mayores y a escuchar las leyendas y las historias que contaban. A veces iba solo y otras con su hija «y le iba contando, mira esto es tal o cual cosa y aquí paso esto o aquello» hasta que un día Amanda le dijo: «¿Papi, porque no abres un web o una cuenta en Facebook y cuentas todo eso?». Al final, recuerda Rodríguez, fue su hija la que creó la web y entre los dos le pusieron el nombre, Palmeros en el mundo, una adaptación de Españoles por el mundo, «el título de un programa que ponían en televisón».

buscaba acercar La Palma a los que estaban lejos de su tierra, a los que habían emigrado a Venezuela u otros países y no habían podido volver, pero también, explica su creador y administrador, para dar a conocer el patrimonio histórico y cultural de La Palma.

Empezó, dice, poniendo fotos de otros y contando pequeñas historias en torno a ellas, luego comenzó a documentarse en el archivo y la hemeroteca de la Real Sociedad Cosmológica y ya se animó a hacer sus propias fotografías y a incorporar historias y leyendas que la gente le iba contando. Hoy la web suma más de 3 4.000 fotografías suyas, más de 30.000 antiguas y 166.000 documentos digitalizados. «Reconozco que se ma ha ido de las manos», bromea.

Además de la historia de La Palma y de sus 14 municipios, la web incorpora secciones dedicadas a las leyendas, a la historia militar de la isla o la historias de las salinas, las guaguas o los molinos. También tiene una titulada donde relata curiosidades de todo tipo como por qué hay tan poca luz en las calles palmeras o que en Puerto Naos hubo una base americana de detección de submarinos. En Facebook, lo que más gusta, dice, «es todo le trae recuerdos de la infancia».

La web Palmeros en el mundo recibe 100.000 visitas anuales -es la octaba página no comercial más visitada de Canarias- y más de 50.000 al mes en Facebook. También tiene un canal de Youtube.