Meter los túneles de Moya en el plan del norte es «inviable»

El Cabildo sostiene que el cambio paralizaría la mejora de la carretera del norte de Arucas a Guía otros 15 años y que la posibilidad «sigue abierta».

Canarias7 / las palmas de gran canaria

El Gobierno insular considera «inviable por diversos motivos» la alegación al Plan Territorial Parcial del Litoral del Norte (PTP15) presentada por el Ayuntamiento de Moya para que el trazado de la carretera del Norte por este municipio «sea sustituido por túneles» en el documento que tramita el Cabildo.

La incorporación al plan de los túneles de un kilómetro de longitud en Moya «paralizaría la construcción de la vía otra quincena de años», según sostiene un comunicado que el Cabildo hizo público ayer, puesto que el proyecto de mejora del tramo de Bañaderos a Pagador «ya está preparado para que entre en el próximo convenio de carreteras y el Gobierno canario lo ejecute en cuatro o cinco años».

Aceptar la alegación del Consistorio de Moya «implicaría volver al minuto cero de la tramitación del PTP15», que ya lleva 13 años de gestación, y paralizar la construcción de una vía sin la que «no se logrará la fluidez de tráfico necesaria para el norte, lo que no solo afecta a Moya, sino también a Arucas, Guía, Gáldar, Agaete y La Aldea».

La nota defiende que no aceptar la alegación «no implica que Moya no pueda tener sus túneles» porque el Cabildo deja abierta esa posibilidad en el Plan Insular de Ordenación (PIO) para tramos inferiores a tres kilómetros. «La posibilidad sigue abierta», señala, y «queda supeditada solo a un acuerdo de Moya con el Gobierno canario».

De hecho, añade, el Cabildo se ha comprometido a estudiar la fórmula para que los túneles «no estén supeditados ni siquiera al PIO» basándose para ello en un antecedente en la antigua carretera del sur, la GC-500, donde el tramo de San Agustín quedó finalmente municipalizado.

«Pero mientras no se ahoga al norte», indica el comunicado del Gobierno insular.

Por el contrario, con la alegación registrada por el Consistorio de Arucas reclamando que el viaducto de 190 metros de longitud previsto en el PTP15 entre los núcleos de Bañaderos y El Puertillo se convierta en un tramo soterrado «no habrá mayor problema» en el plan de ordenación territorial «porque no afecta al trazado» de la vía. «Simplemente, cuando el Gobierno canario vaya a afrontar la obra puede decidir junto al Ayuntamiento que en vez de un puente sea un soterramiento», recoge también la nota del Cabildo.