Imagen de archivo de una terraza exprés en El Sebadal. / Juan Carlos alonso

Las terrazas exprés permanecerán operativas en la capital grancanaria hasta enero del año que viene

Los interesados en mantener la ocupación excepcional de suelo público deberán presentar una declaración responsable

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Javier Doreste, anunció que las terrazas exprés se mantendrán operativas, como mínimo, hasta enero del año que viene gracias a la modificación de la ordenanza que los técnicos municipales están ultimando y cuyo alcance final será incluido en una resolución que se publicará a principios de julio. La terraza exprés es la denominación que se dio a la ocupación de la vía pública por parte de bares y cafeterías durante la pandemia con el fin de ayudar a estos empresarios a paliar las restricciones que fueron impuestas a los aforos de los locales de restauración con el fin de reducir la posibilidad de contagio del coronavirus.

El Ayuntamiento hará en enero una valoración de la situación económica y del funcionamiento de las terrazas para determinar si se amplía este plazo o se vuelve al estado prepandémico.

Doreste aseguró que «aunque haya acabado la alerta sanitaria, la gente ha tenido una fuerte repercusión económica y vamos a dejarle abierta esta posibilidad».

Pero el edil insistió en que «el eje de la ordenanza es la accesibilidad universal», de ahí que aclarara que las terrazas no podrán, en ningún momento, impedir el acceso a ninguna vivienda ni a ningún negocio, ni tampoco ocultar el escaparate de ningún local comercial. Asimismo, dijo que « las que estén pegadas a las fachadas, tendrán que quitarlas».

En principio, la regulación está pensada para favorecer a las pequeñas terrazas, que ocupan menos espacio. « Si tienen un aforo de menos de veinte personas o cinco mesas solo tendrán que presentar una declaración responsable porque así los permisos se tramitan de manera más rápida», dijo Javier Doreste, «las de mayor tamaño, entendemos que ocupan demasiado suelo público».