Terrazas en la capital grancanaria. / ARcadio suárez

El alcalde anuncia la vuelta de las terrazas exprés, que podrían estar hasta Semana Santa

Los interesados en ocupar el dominio público podrán presentar su solicitud desde hoy en la sede electrónica municipal

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El alcalde, Augusto Hidalgo, anunció en la mañana de ayer el regreso de las terrazas exprés durante la fase actual de alerta sanitaria. Esto supone un permiso excepcional de ocupación de la vía pública, en aceras y a costa de aparcamientos, por parte de mesas y sillas, tal y como ocurrió durante el nivel tres. «Estamos planteándonos la posibilidad de volver al escenario extraordinario que popularmente se ha llamado terraza exprés», adelantó a CANARIAS7, «para que el sector hostelero pueda ampliar las terrazas de forma excepcional».

La decisión se confirmó en la tarde ayer para negocios que solo cuentan con zona interior. Su vigencia, se especifica en una nota, se mantendrá «mientras la isla se mantenga en nivel de alerta dos reforzado u otros niveles».

Ateniéndonos a lo que dijo el alcalde, el Ayuntamiento quiere que la medida se extienda hasta Semana Santa si mañana el Gobierno de Canarias sube a Gran Canaria de nivel en el marco de la lucha contra la pandemia.

Las peticiones hechas bajo la figura de la declaración responsable han sido inadmitidas por parte del Ayuntamiento

En la resolución de ayer, emitida en torno a las 14.00 horas, el alcalde resuelve que se autoriza la ocupación del dominio público con terrazas «tras la tramitación del procedimiento correspondiente», pero se especifica que solo se aplicará a las mesas y sillas «que sean susceptibles de obtener licencia conforme a la ordenanza municipal reguladora de la ocupación de la vía pública con terrazas». Y se insiste en que «dicha ocupación requerirá la presentación de solicitud a través de la sede electrónica municipal, procediendo los servicios competentes a su tramitación».

El incumplimiento de las condiciones establecidas tanto en la autorización como en la ampliación temporal con motivo del Covid-19, podrá dar lugar a la retirada inmediata de la terraza.

El Consistorio había permitido la ocupación excepcional de la vía pública desde el 18 de enero pasado para suavizar el impacto que tenía en el sector hostelero la entrada en el nivel tres de la alerta sanitaria, que impedía servir en el interior de bares, cafeterías y restaurantes, al tiempo que se reducía a la mitad el aforo de las terrazas al aire libre.

La permisividad a la instalación de mesas y sillas en aceras y zonas de aparcamiento se hacía, como ahora, en base al cumplimiento de los aforos y distancias de seguridad impuestas por la lucha contra la pandemia, de la norma de tránsito de los peatones y de que no se obstaculizaran las entradas y salidas a garajes, viviendas o locales.

Terraza en la calle de Triana. / Arcadio suárez

En aquel momento, unos seiscientos negocios reclamaron autorización, pero ninguna obtuvo permiso oficial porque los técnicos entendían que chocaba con la ordenanza vigente.

Aún así, las terrazas salieron a la calle y allí estuvieron hasta que el Gobierno rebajó el nivel de restricciones el pasado 21 de febrero, lo que hizo que el Consistorio capitalino ordenara la retirada de todas las mesas y sillas que ocupaban la vía pública.

Desde entonces, los dueños de las cafeterías, bares y restaurantes han venido reclamando al grupo municipal de gobierno que se mantuviera la autorización especial hasta la fase uno, donde el aforo en las terrazas es completo y, en el interior, alcanza el 75%.

Otros municipios, como Santa Cruz de Tenerife o San Bartolomé de Tirajana sí prorrogaron la ocupación extraordinaria, lo que aumentó la presión sobre la capital grancanaria para que actuara en la misma línea.

Declaración responsable

Ante estos hechos, el Ayuntamiento trató de buscar una salida que permitiera la ampliación de las terrazas bajo la figura de la declaración responsable, que debían presentar los empresarios interesado en forma de comunicación previa, de modo que no había que esperar a una respuesta de los técnicos municipales para colocar mesas y sillas.

Sin embargo, el servicio de Actividades Clasificadas tampoco autorizó ninguna petición hecha al amparo de esta figura, por entender que no se puede usar para este fin. Así, todas las declaraciones responsables fueron inadmitidas.

Pese a ello, el alcalde defendió ayer la posibilidad de explorar esta vía. Y dijo que la vocación del Ayuntamiento es «continuar agilizando» la instalación de terrazas.

Un policía patrulla en una zona de terrazas. / Arcadio suárez

El PP propone permisos provisionales y ágiles

El viceportavoz del Partido Popular (PP) en el Consistorio capitalino, Ángel Sabroso, anunció ayer que su formación política va a proponer un acuerdo al próximo pleno en función del cual se constituirá «una normativa municipal extraordinaria y urgente que establezca una seria de condiciones mínimas» para aportar seguridad jurídica a los empresarios, permitir la instalación de terrazas de una forma ordenada y no generar problemas de convivencia.

La moción de los populares consta de seis puntos. En ellos no solo se permitiría «la ampliación de la superficie de terrazas actualmente autorizadas», sino también «la instalación de terrazas provisionales en espacios y ubicaciones no amparadas por la normativa específica vigente».

Sabroso destacó que todo ello debe conjugarse con «el cumplimiento de las condiciones mínimas de seguridad y el derecho a la movilidad de todos los usuarios de las vías».

Además, se apunta la necesidad de articular «un procedimiento ágil, automático, par ala concesión de esta autorización provisional y extraordinaria», así como de fijar «unas condiciones mínimas de ornato y calidad de esas terrazas extraordinarias».

La propuesta que el PP elevará al pleno de finales de mes se completa con una inspección posterior «en la que se estudie caso a caso, terraza a terraza», y que se adopten las medidas correctoras en su caso o se inste a su retirada completa en los supuestos necesarios.

Sabroso explicó que su partido hace esta propuesta «ante el lío que han montado PSOE-Podemos y Nueva Canarias a cuenta de las terrazas en Las Palmas de Gran Canaria».