La calle Mayor de Triana mantiene el despliegue de terrazas. / ARCADIO SUÁREZ

Los empresarios piden que la terraza exprés se mantenga en el tiempo

Fecao y la Cámara de Comercio demandan al Ayuntamiento que no se retiren las sillas y mesas cuando se vuelva al nivel dos de alerta sanitaria

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

La Federación Empresarial Canaria de Ocio y Servicios (Fecao) y la Cámara de Comercio de Gran Canaria trasladaron ayer a los concejales de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, Francis Candil y David Suárez, su interés en que las terrazas a las que se ha permitido la ocupación excepcional de la vía pública se mantengan en el tiempo para dar un respiro a la honda crisis económica que atraviesa el sector, así como por medida de profilaxis, pues está demostrado que el riesgo de contagio al aire libre es bastante menor que en el interior de los recintos.

«Con lo que hemos perdido y la reducción de aforo, se debería mantener (la ocupación excepcional del dominio público con mesas y sillas reconocida por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria) hasta que la situación se estabilice o hasta el final del verano», adelantó la presidenta de la Fecao, Bárbara Cabrera. Considera que esta medida podría ayudar a recuperarse a un sector que antes de la pandemia estaba formado por 21.000 establecimientos en Canarias y que ahora mantiene las puertas cerradas de más de un 40% de ellos.

  • Contratación. El sector hostelero ha sufrido una reducción del 80% de la contratación respecto a la prepandemia.

  • Desempleo. En la capital grancanaria hay un total de 48.500 personas en situación de paro.

  • ERTEs. Y los expedientes de regulación temporal de empleo afectan a otros 37.000 ciudadanos.

Un poco más allá en la duración de las terrazas exprés fue el presidente de la Comisión de Restauración de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, Francisco Pérez. «La autorización de las terrazas exprés por parte del Ayuntamiento es muy positiva, pero se debe mantener de forma permanente porque da vida a la ciudad, ayuda a la recuperación del sector y facilitaría la salida de esta situación», indicó, «queremos que se mantengan para siempre porque de este modo se contribuye a evitar nuevos rebrotes» del covid-19.

El Ayuntamiento capitalino, a través de una resolución municipal firmada por el alcalde, Augusto Hidalgo, permitió la ocupación excepcional de la vía pública con mesas y sillas mientras el nivel de alerta pandémica de la isla sea igual o superior al nivel dos reforzado. En este estado nos encontramos ahora, si bien a partir del lunes se reforzará la intensidad de las restricciones para alcanzar la tercera fase.

A partir de pasado mañana, por tanto, se fija el número de cuatro comensales por mesa, el cierre al público antes de las 22.00 horas; la prohibición del servicio en las zonas interiores; y aforo del 50% en los servicios al aire libre.

Fomento de terrazas

El representante de la Cámara de Comercio de Gran Canaria entiende que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria debería fomentar las terrazas frente al consumo interior. «Debe promoverlas y ampliarlas», expuso Pérez, «porque también se puede entender como una medida preventiva».

Bárbara Cabrera cuantificó el impacto de las terrazas en los negocios de hostelería en una reducción de las pérdidas que pueden llegar al 50% en algunos casos. «Cuando el cliente va al establecimiento, si puede, elige fuera», expuso, «la terraza es la vida del negocio».

Por su parte, el portavoz de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, Francis Candil, resaltó también la importancia de estos negocios para mantener los niveles de empleo en la capital grancanaria. « Montar una terraza supone un contrato de trabajo más, un camarero más y mantener abierto el establecimiento, y esta ciudad no se puede permitir cerrar ningún negocio», expuso el concejal nacionalista.

En su opinión, el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria debe mantener las terrazas exprés 'sine die'. Candil indicó que es «absolutamente necesario promover medidas que ayuden a los que más empleos crean, como es el caso de la hostelería y la restauración» y criticó que el tripartito municipal haya tenido una actitud «tan poco comprensiva, comprometida y responsable con el sector».

Bárbara Cabrera, Francis Candil, David Suárez y Francisco Pérez. / C7

CC-UxGC propone una norma que dé permisos con agilidad

El portavoz de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria en el Consistorio capitalino, Francis Candil, criticó los vaivenes que han sufrido las terrazas este año. «El alcalde, Augusto Hidalgo, y su grupo de gobierno han ido dando bandazos con este tema, contradiciéndose entre ellos, generando confusión y temor entre los empresarios, y no se han comprometido decididamente con un sector que genera un alto nivel de empleo y economía en la capital. Mucho nos tememos que, cuando volvamos a nivel 2 de alerta, retire la autorización de esta medida extraordinaria de las terrazas exprés», señaló.

Los concejales nacionalistas pidieron al regidor socialista que active mecanismos que flexibilicen la autorización de las terrazas y que los hosteleros que están montando de manera extraordinaria este tipo de instalaciones en la vía pública estén protegidos y tengan una seguridad jurídica que les avale.

Candil y su compañero David Suárez anunciaron que van a presentar enmiendas a las mociones que han anunciado tanto desde el Partido Popular como de Ciudadanos con el fin de que se cree una normativa extraordinaria, amparada en el estado de excepción y alarma que vivimos, que autorice la instalación de terrazas exprés.

La propuesta que aportarán los concejales de CC-UxGC « para dar oxígeno a los negocios» es que se cree una norma que permita montar mesas y sillas «tan solo con una declaración responsable, documento que ahora mismo es inválido» para ello. «No podemos pedirles a los empresarios que se metan en un procedimiento administrativo que puede tardar meses hasta obtener una respuesta municipal. Debemos buscar la fórmula necesaria y flexibilizar que la ocupación del dominio público se pueda hacer bajo esa declaración de responsabilidad», indicó Francis Candil.