Terraza instalada sobre un aparcamiento en la calle Diderot. / ARCADIO SUÁREZ

Las terrazas solo restaron 73 plazas de zona azul y verde de estacionamiento en el nivel tres

Las mesas y sillas restaron apenas un 1,3% de la oferta de aparcamiento regulado entre los meses de enero y febrero

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El impacto de la extensión de las terrazas exprés sobre el aparcamiento en la ciudad fue mínimo, al menos en lo que se refiere a la oferta de zona azul y verde. A falta de una información fidedigna sobre las plazas estacionamiento libre en las calles de la ciudad, los datos que maneja la Sociedad de Aparcamientos de Las Palmas de Gran Canaria (Sagulpa) muestran que las mesas y sillas apenas afectaron a un 1,3% del total de la oferta del parquin regulado por el Ayuntamiento.

Así, las terrazas exprés solo restaron 47 plazas de zona azul en los sectores de Guanarteme, Arenales, Canalejas, Puerto, Ciudad Jardín, Alcaravaneras y Schamann; mientras que el impacto en la zona verde fue una merma de 26 plazas, ubicadas en Guanarteme, Arenales, Canalejas, Puerto y Triana.

POR CALLES

  • Obispo Rabadán. En la esquina con Canalejas, la terraza ocupó nueve plazas de motos en zona verde.

  • Suárez Naranjo. En esta calle se perdieron temporalmente ocho plazas de aparcamiento para motos en zona verde.

  • Barcelona. Es la calle que más estacionamientos de zona azul perdió para coches. Se restaron seis plazas.

  • Viriato. Fue la calle que menos estacionamiento perdió, solo una plaza. Lo mismo le pasó a la calle Cebrián.

La ciudad tiene este año un total de 3.420 estacionamientos en la zona azul, con lo que la 'invasión' de mesas y sillas solo alcanzó a un 1,4% del total. Y en el caso de la zona verde, con una oferta de 2.373 plazas, lo que se restó no llegó al 1,1%.

En cuanto al tipo de estacionamiento ocupado, en todos los casos fueron de coches, salvo diecisiete plazas de motos y una de personas con movilidad reducida.

Los barrios con más estacionamientos cedidos a mesas y sillas fueron Puerto (19), Canalejas (17) y Arenales (15). En orden decreciente, le siguieron los de Alcaravaneras (8), Guanarteme (7), Schamann (3), Ciudad Jardín (2) y Triana (2).

Moción de Ciudadanos

Por otro lado, el concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Guerra, defenderá en el próximo pleno una moción que insta al tripartito a «estudiar el establecimiento de un marco jurídico oportuno que regule la autorización excepcional, y al menos durante el tiempo que dure la crisis económica, de la instalación de terrazas en suelo público por parte de establecimientos de hostelería», siempre que se cumpla con unos parámetros básicos de convivencia y seguridad establecidos por esta institución.

La propuesta se justifica por «las continuas contradicciones en las que ha manejado el grupo de gobierno en estos meses, sobre todo en los cambios de nivel de alerta dictaminados por Sanidad y que ha cogido al tripartito en fuera de juego». Desde Ciudadanos han propuesto «soluciones que regulen la actividad en esta situación excepcional con medidas que aporten un marco de seguridad jurídica a los empresarios y a la Policía Local».

Guerra afirmó que «entendemos que esta situación es nueva y ha cogido a todos con el pie cambiado, pero es hora de buscar soluciones a largo plazo». En este sentido, señaló que «a día de hoy la Policía Local sigue haciendo su trabajo sancionador, lo que hace aún más necesario que dotemos de seguridad jurídica a los empresarios de la hostelería y a nuestros agentes, mediante una regulación jurídica seria que aporte garantías de continuidad».

Guerra aseguró que con este marco jurídico «los empresarios sabrán al menos si podrán luchar por pagar sus nóminas o sobrevivir», mientras que «los agentes sabrán cómo intervenir en la aplicación correcta de las ordenanzas, una regulación que nunca ha existido».

Esta moción tiene como objetivo «garantizar la colocación de estas terrazas en la ciudad de manera excepcional, pero durante un tiempo determinado», así como «afianzar una medida de manera fiable y no cortoplacista, que también sirva para cumplir con las restricciones». El edil dijo que así se pretende «ofrecer alternativas a los negocios».