Terraza exprés en Siete Palmas. / C7

El Pleno se compromete a dotar de seguridad jurídica a las terrazas exprés en la capital grancanaria

Aprobada por unanimidad una moción de Ciudadanos para autorizar de modo excepcional la ocupación de la vía pública

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Pleno aprobó este viernes una moción de Ciudadanos que trata de establecer un marco normativo local que dote de seguridad jurídica a las terrazas exprés ya que, hasta el momento, las resoluciones municipales que permiten la ocupación de la vía pública no están produciendo los permisos pertinentes por parte del Ayuntamiento. De este modo, la instalación de mesas y sillas se está desarrollando sin las autorizaciones necesarias y lo único que reciben los empresarios es una notificación de que se ha registrado la petición de instalación de las terrazas exprés.

Esto provoca una gran inseguridad por parte de los empresarios, quienes ven que, al carecer de autorización expresa, la instalación de las terrazas que impulsa el propio alcalde, Augusto Hidalgo, a través de sus resoluciones, los deja indefensos ante cualquier posible denuncia.

Hasta ahora, los requisitos fijados por las resoluciones municipales respecto a la ocupación excepcional de la vía pública señalan que deben permitir la movilidad de las personas y el acceso a viviendas, locales, comercios y garajes. Sin embargo, la prevalencia de la ordenanza en vigor impide a los técnicos municipales firmar la autorización de esta ocupación de dominio público.

Otra terraza exprés en una acera. / C7

La propuesta defendida por el concejal José Antonio Guerra, apoyada por todos los grupos municipales con presencia en el pleno, trata de evitar este desamparo. Básicamente, plantea dos acciones: una autorización jurídica excepcional, distinta a la ordenanza actual, que permita mediante la declaración responsable telemática, la instalación de nuevas terrazas provisionales en suelo público no contemplado por dicha ordenanza, por parte de establecimientos de hostelería que no dispongan de ellas; y, por otro lado, la ampliación temporal de la superficie de aquellas terrazas de hostelería ya autorizadas conforme a la ordenanza vigente, así como una agilización en la tramitación de dichas solicitudes.

El acuerdo también propone el establecimiento de unos parámetros básicos de diseño, ocupación y materiales que, a su vez, garanticen la convivencia, la seguridad y una correcta circulación de personas y vehículos.

«Se trata de dotar de seguridad jurídica a los locales y a la Policía Local», expuso Guerra, quien también reseñó la necesidad de aclarar las normas para que los agentes sepan a qué atenerse en una situación excepcional de crisis económica a causa de la pandemia por el coronavirus. De hecho, el edil de Ciudadanos demandó flexibilidad y agilidad en el desarrollo de la nueva norma, así como que la instalación de las terrazas exprés se permitan para lo que resta del año.

Todos los grupos políticos respaldaron esta propuesta después de que se rechazara otra moción del PP que iba en un sentido similar pero que se elevó a la consideración de los corporativos como enmienda a la propuesta de Ciudadanos, ya que se presentó más tarde.

La proposición del PP también planteaba una normativa extraordinaria y urgente, pero en este caso se iba a un mayor nivel de detalle, como el hecho de plantear «la instalación de terrazas provisionales en espacios y ubicaciones no amparadas por la normativa específica vigente».

A esto se agarró el grupo de gobierno a través del concejal de Urbanismo, Javier Doreste, para liderar el rechazo. «Los mete en el camino de la ilegalidad absoluta», expuso, «la enmienda del PP está cargada de odio y de reproches absurdos».

El edil del PP Ignacio Guerra demandó, en todo caso, que el grupo de gobierno se sentara con los empresarios que montan terrazas para tratar de solventar problemas de cara al futuro.

Por su parte, el portavoz de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, Francis Candil, demandó también comprensión y apoyo a los empresarios del sector de la hostelería. «Con tres o cuatro mesitas, muchos locales logran sobrevivir», expuso el edil nacionalista, quien defendió que la implantación de la terraza exprés puede ser compatible con el respeto al derecho de los viandantes.