Borrar
Directo Aebischer dobla la renta de Suiza al filo del descanso
El abogado Marcos García Montes, de pie, en presencia de la madre de Yéremi, Ithaisa Suárez, y su abuelo, José Suárez. JUAN CARLOS ALONSO
La nueva instructora pide información al IML sobre la cianosis que padecía Yéremi
CASO YÉREMI

La nueva instructora pide información al IML sobre la cianosis que padecía Yéremi

tribunales ·

La autoridad judicial atendió ahora la petición formulada por el abogado García-Montes sobre un informe incompleto de fecha 16 de febrero

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 17 de octubre 2022, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La nueva magistrada instructora del caso Yéremi, Mercedes Gutiérrez Suárez, ha accedido a solicitar al Instituto de Medicina Legal de Las Palmas (IML), un complemento del informe realizado sobre detalles concretos de la cianosis que sufría el desaparecido, después de que el documento inicial emitido por este organismo el 16 de febrero de este año, no incluyera información importante para la acusación particular ejercida por el letrado Marcos García-Montes.

En concreto, esta parte interesa que los forenses establezcan, con método científico, si la insuficiencia respiratoria que padecía Yéremi Vargas y que suponía un estado de síndrome cianótico que le dejaba la piel azulada, se perpetuaba desde su nacimiento hasta su desaparición el 10 de marzo del año 2007 en el barrio de Los Llanos (Vecindario).

El informe que realizó el IML el 16 de febrero no respondía a las dudas planteadas por esta parte, por lo que el letrado madrileño pidió un complemento del mismo que fue admitido el 29 de marzo por el anterior juez instructor, Juan Manuel Hermo Costoya.

Pero la respuesta ofrecida por los profesionales del IML el 16 de junio en la aclaración remitida al Juzgado de Primera Instancia número 2 de San Bartolomé de Tirajana, a juicio del abogado García-Montes, nuevamente no despejaba las incógnitas planteadas acerca de la cianosis de Yéremi Vargas. Por este motivo, volvió a plantear, por segunda vez, al juez que tramitaba antes la causa que interesara al IML otro complemento de informe.

Los meses pasaron sin respuesta desde el juzgado hasta que el pasado día 7 de octubre, la nueva instructora Mercedes Gutiérrez Suárez dictó una providencia en la que acordaba librar oficio nuevamente al IML para que facilitara la información requerida por la acusación particular.

En concreto, ha planteado dos cuestiones a los forenses: la primera de ellas era si al haber nacido Yéremi Vargas «con el síndrome referido, esos signos de cianosis se podrían dar con mayor facilidad que en cualquier otra persona, independientemente de si presenta una enfermedad o no», destaca la resolución. La segunda cuestión planteada a los profesionales del IML era si la cianosis suponía «algún tipo de limitación para la práctica de actividades y en qué condiciones», describe.

Todo ello con el objetivo de la acusación particular, de acreditar que el desaparecido se ponía de color azul en situaciones de tensión o agitación a causa de la cianosis que padecía, como presuntamente dijo el sospechoso Antonio Ojeda, alias el Rubio, a un compañero de celda en las prisiones gaditanas de El Puerto de Santa María y Algeciras.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios