MetroGuagua gana 49.235 metros cuadrados al mar en Vegueta

Costas abre a exposición pública la petición del Ayuntamiento de ampliar la plataforma costera entre el Guiniguada y Lady Harimaguada. Hay que ganar al mar una superficie similar a la de siete campos de fútbol para poder rodar la autovía y encajar los carriles de la guagua exprés.

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

La Demarcación de Costas de Canarias ha sacado a información pública la solicitud del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria de ampliación de la plataforma costera de Vegueta, entre Lady Harimaguada y la desembocadura del Guiniguada, para la implantación de la MetroGuagua, el sistema de transporte de alta capacidad por el que apuesta el Consistorio para que esté en marcha en 2021 en la parte baja de la ciudad.

El proyecto puede ser examinado en la Demarcación de Costas de Canarias, en el edificio de la Autoridad Portuaria, 4ª planta, en horario de 09.00 a 14.00 horas, o también en la web del Ministerio para la Transición Ecológica. Los ciudadanos tienen 20 días hábiles para presentar sus alegaciones.

Como el éxito de la MetroGuagua se basa en su rapidez y puntualidad (debe tener frecuencias de paso por parada de cinco minutos), requiere de carriles exclusivos. Y para eso, en la zona de Vegueta, hay que desplazar la autovía marítima.

Por eso, el Ayuntamiento ha solicitado el permiso a Costas, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, para ganar terreno al mar.

Lo que se quiere hacer es rellenar esta parte de la costa, en una superficie total de 49.235 metros cuadrados, con un ancho medio de relleno de unos 37 metros, según consta en el expediente que está abierto a alegaciones.

La actuación se desarrollará a lo largo de unos 1.320 metros de costa.

«Estas obras de ensanche de plataforma en el frente marítimo son imprescindibles para crear la infraestructura de tierras suficiente para la modificación de la infraestructura viaria de la GC-1, la reordenación del viario local en sección suficiente para el desarrollo de la MetroGuagua y la restitución del paseo marítimo en un ancho mínimo de 15 metros», recoge el proyecto básico de la sociedad municipal de gestión urbanística, Geursa, incluido en el expediente.

El desplazamiento de la avenida marítima no implica que la MetroGuagua vaya a circular por esta zona. Se trata de rodar la autovía hacia el mar para poder generar, en el lado tierra, los carriles que requiere la guagua exprés. Los vehículos del transporte público vendrán por la Ciudad de la Justicia y en Eufemiano Jurado cruzarán bajo la gasolinera para llegar a la avenida marítima, pegados a la línea de fachada, para seguir luego hacia la calle Rafael Cabrera.

Los áridos que se utilizarán para el relleno de la plataforma costera provendrán de la cantera de La Isleta, en la zona de Roque Ceniciento. En todo caso, se aclara que «para limitar los volúmenes de todo uno de cantera que deban utilizarse para la formación del relleno, se autorizará sustituirlos en las zonas interiores de la plataforma, es decir, las más cercanas a la línea de costa actual, por material procedente de excavaciones de áreas próximas», recoge el proyecto básico de Geursa.

La obra requiere también la creación de un pequeño espigón de contención lateral de la nueva explanada y de su defensa marítima- junto al margen derecho de la desembocadura del barranco Guiniguada.

El planteamiento no romperá el diseño actual de la avenida marítima ya que, como recoge el documento, «la solución definitiva propuesta para la ampliación de la plataforma del frente marítimo pasa por adaptar el diseño urbanístico a la línea de costa existente, creando un borde costero suave y parecido al actual».

Se prevé que la obra para rellenar esta parte de la costa de la capital grancanaria y crear la nueva autovía tendrá una duración de dieciocho meses. Para ello, se distribuyen los trabajos en dos fases: rellenos hasta alcanzar la cota 2,1 metros ; y culminación de los rellenos y creación de la nueva plataforma, de norte a sur.

El coste de la obra ronda los 11,41 millones de euros, según las estimaciones contempladas en el proyecto básico, si bien Geursa va a licitarlo por un presupuesto de 14,52 millones de euros, con impuestos y beneficios.