Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de julio
Antonio Ramón Balmaseda explica el presupuesto. C7
Hidalgo cierra su ciclo en Las Palmas de Gran Canaria con el presupuesto de 2023
Las Palmas de Gran Canaria

Hidalgo cierra su ciclo político en la capital con su último presupuesto

El tripartito defiende su esfuerzo social y la oposición le acusa de dejar una ciudad sucia y un Ayuntamiento paralizado pese a tener 500 millones en los bancos

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 15 de marzo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La capital grancanaria aprobó este miércoles su presupuesto en un pleno extraordinario que se celebró en las Casas Consistoriales. Con este acto, el Ayuntamiento se dota de las cuentas para el ejercicio económico de 2023 con tres meses de retraso.

El expediente, que solo obtuvo los votos favorables del pacto de gobierno, garantiza las partidas más altas de la historia de la ciudad con casi 636 millones de euros de ingresos y 628 millones de euros de gasto, en estado de consolidación, es decir, contando los recursos del Ayuntamiento y de sus organismos autónomos. Y eso, en buena medida, por el incremento de los ingresos que propicia, en forma de recaudación por impuestos, la inflación, así como por la mejora de la actividad económica y la reducción del paro.

Las cuentas, las últimas de Augusto Hidalgo como alcalde, serán gestionadas básicamente por el próximo gobierno municipal que surja de las urnas en mayo ya que no tendrá su aprobación definitiva hasta un mes antes de las elecciones.

Este es el cuadro presupuestario municipal de 2023

El coordinador general de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Antonio Ramón Balmaseda, explicó que la inyección económica, derivada del aumento de la recaudación de impuestos como el IGIC «garantiza un presupuesto tan alto». En líneas generales, destacó el incremento en los gastos sociales (66 millones), incluyendo aquí las subvenciones a las ONG, Cultura (19 millones), Educación (18 millones), Deportes (17 millones) y Transporte (22 millones).

También adelantó que este año se ha modificado las bases de ejecución del presupuesto para agilizar el pago de las ayudas de emergencia.

En un pleno tan árido como el de los asuntos económicos, Balmaseda se mostró emocionado al reconocer que las cuentas son las últimas elaboradas por Heliodora Gavia Arrogante, la titular del Órgano de Gestión Presupuestaria, que se jubila a fin de mes. Esta intervención relativa «a una gran funcionaria» arrancó el aplauso de todos los corporativos.

El tripartito defiende el esfuerzo social

Tras estas palabras comenzó un debate que se planteó como el relativo a las cuentas de fin de un ciclo, el de los ocho años que el tripartito (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) ha estado al frente del Consistorio capitalino. La concejala de Hacienda, Encarna Galván, destacó el esfuerzo en «no dejar a nadie atrás». Hiló su intervención comparando la situación que había en 2015, cuando llegaron al Ayuntamiento, y el panorama que esboza el presupuesto de 2023. «En servicios sociales se ha duplicado el esfuerzo (+98%), con más subvenciones (+39%) y convenios con el tercer sector (+50%)», explicó, «eso se traslada a acciones».

También señaló el aumento del número de beneficiarios del servicio de ayuda a domicilio (de 2.572 a 3.899), así como horarios de atención y tipo de servicio; el esfuerzo social del plan de subvenciones (25 de 31,5 millones de euros); el aumento de las prestaciones económicas, que alcanzó a 4.615 personas en 2022; o la duplicación de las actuaciones en materia de vivienda, con más de 5.000 ayudas de alquiler y la cobertura de más de 8.700 familias.

Noticia Relacionada

Galván respondió a las críticas sobre el bajo nivel de ejecución de las inversiones. Así, cifró en 320 millones de euros la inversión realizada desde 2016, incluyendo los 25 millones de euros del plan de cooperación con el Cabildo de Gran Canaria y las actuaciones del Instituto Municipal de Deportes.

Negó que el retraso en la aprobación del presupuesto haya paralizado la maquinaria municipal. «En ayudas sociales, este año se han pagado 1,96 millones de euros, y en facturas se han abonado 6 millones de euro en enero y 12 millones en febrero».

«No hay más que salir pasear por la ciudad verla y ver la materialización de esa inversión», añadió.

El presupuesto del sablazo, según el PP

Esta interpretación del presupuesto no fue compartida por la bancada de la oposición. El portavoz adjunto del Partido Popular, Ángel Sabroso, criticó el «pasotismo» del alcalde, Augusto Hidalgo, por aprobar el presupuesto con mayor retraso, algo que definió como un «ridículo mayúsculo». En su opinión, «no tener presupuesto en tiempo y forma supone que la maquinaria se paralice más, que no se paguen las ayudas de emergencia social desde hace cincos meses, que no se pueda pagar a proveedores, que no se pueda pagar horas extras, como les ocurre a los notificadores, que llevan dos años esperando».

El edil interpreta que se presentó el «presupuesto de la inflación desbocada, de la recaudación obscena a costa del sablazo constante, se alegran de recaudar más a los vecinos sin hacer ningún esfuerzo en aliviar la presión fiscal».

En su intervención trató de comparar la buena marcha de las cuentas municipales con el mal momento que atraviesa la población, «que cada vez es más pobre». Desde este postulado, concluyó que el problema de la ciudad es la mala gestión municipal: «¿De qué sirve tener más dinero que nunca, a costa de una inflación desbocada y una presión fiscal obscena, si se es incapaz de gastarlo correctamente? ¿De qué sirve tener más dinero que nunca si los servicios públicos están peor, si la atención social es peor, si la ciudad está peor, con más pobreza, más suciedad, atascos, olores, más inseguridad, chabolas, menos orden, menos equilibrio, más paro juvenil y más deuda comercial?».

En la misma línea, criticó la existencia de 759 niños en lista de espera para recibir una valoración social; que «cada vez haya más gente durmiendo en la calle»; que la ciudad esté sucia pese al incremento del presupuesto de Limpieza (de 39 millones den 2015 a 67 ahora); que los policías y bomberos no tengan equipos suficientes; que la MetroGuagua, que debía estar funcionando hace dos años, solo esté ejecutada al 51%; o que se presupueste 2,5 millones de euros para el carnaval y, al final, cueste 4,2 millones. «Y de esa cantidad, tres millones sin concurso público alguno».

«Termina el ciclo del grupo de gobierno que ha tenido la grandísima oportunidad de transformar la ciudad con más presupuesto que nunca y ha demostrado una gran incapacidad para poderlo realizar», concluyó.

Ciudadanos, a favor de bajar impuestos

La portavoz de Ciudadanos, Lidia Cáceres, criticó la falta de voluntad del grupo de gobierno para discutir sugerencias sobre los presupuestos. También lamentó la falta de concreción de muchas partidas. «Es como si el presupuesto no fuese una hoja de ruta ni estuviésemos hablando de dinero público».

La edila también denunció la escasa ejecución de los fondos de 2022 (57%). «Si no saben ejecutar bien, eliminen tasas, alivien el bolsillo de los ciudadanos», propuso, «se podría eliminar las tasas de mesas y sillas, que no superan los 450.000 euros de recaudación, ya que limitan el horario de las terrazas, qué mínimo que una ayuda».

«Se ha dejado de invertir, no se ha construido una vivienda, se ha perdido subvenciones», se dirigió a Encarna Galván, «su ciudad ideal sigue sin conocer el origen de la contaminación del Confital, mantiene los vertidos en el Pérez Galdós, sin plan de arbolado, con 63 millones de euros en Limpieza y la ciudad más sucia que nunca».

CC critica que se acumule dinero en el banco

Para los nacionalistas Francis Candil y David Suárez, el presupuesto nace «herido de muerte a dos meses de las elecciones». Su interpretación también arranca del bajo nivel de ejecución de 2022, año en el que se dejaron 245 millones de euros sin gastar y que se suman a los 300 millones de euros que acumula el Ayuntamiento en los bancos. «Es dinero de los vecinos de la ciudad que no se ha dejado de recaudar, pero no se ha sabido gestionar», afeó Candil al gobierno, quien criticó que el aumento de los ingresos por la inflación no haya tenido como contrapartida una serie de medidas para aliviar el alza de precios a los ciudadanos.

También recordó que se debe 117 millones de euros a pymes y autónomos y apuntó el crecimiento de la partida para el pago de intereses de demora «por las denuncias ante el retraso en el abono de las facturas».

David Suárez criticó la reducción de 4 millones de euros en Vivienda y desgranó que el aumento de más de 9 millones de euros para Limpieza se irá, fundamentalmente, en el pago de la tasa por no reciclar en origen, y que supondrá unos seis millones de euros.

El edil se preguntó por el plan de infraestructuras hidráulicas, que preveía 660 millones de euros de inversión, cuando en Aguas solo hay 1,8 millones de euros para inversiones.

Y criticó los presupuestos participativos, a los que se refirió como un «timo» por destinar 2,6 millones de euros de un presupuesto de 446 millones.

«Son ocho años sin proyecto de ciudad», expuso Suárez, «lo que refleja el presupuesto es una falta de empatía con los ciudadanos».

Los no adscritos se marcharon momentáneamente

Los concejales no adscritos se marcharon del debate durante la intervención del resto de la oposición, al que acusa, dirigiéndose a la portavoz del PP, Pepa Luzardo, y a sus «acólitos» (Candil y Cáceres) de tratar de coartar sus intervenciones «por rencillas personales e intereses políticos». Así lo manifestó la edila Beatriz Correas tras criticar que solo le dieran tres minutos para analizar el presupuesto: «Pena me da de cualquier barrio que tenga un problema con ellos porque pasarán desapercibidos».

Lamentó que no hubiera un plan de barrios que dirigiera la inversión. «Este presupuesto es una auténtica lotería porque de nada sirve el aumento de la inversión si no sabemos en qué se va a gastar».

Por su lado, la edila Carmen Guerra denunció la falta de gestión. «El alcalde ha permitido que la ciudad llegue al momento que está viviendo, incluso con los presupuestos mayores de la historia. Su paso por el ayuntamiento lo ha dejado colapsado, con la máquina parada», dijo, «deja una ciudad sucia, insegura, atascada y socialmente rota con el mayor presupuesto de la historia. Se ha encargado de que cada ciudadano pague sus impuestos para que usted tenga en el banco 500 millones»

Por eso, insistió en que el presupuesto «no va a servir de nada». En su opinión, el único mérito del equipo de Hidalgo es que «seguimos esquilmando a los vecinos y sin bajar los impuestos».

También en esta línea se manifestó José Antonio Guerra. El edil aseguró que el presupuesto ha alcanzado estos niveles porque «se ha asfixiado a los ciudadanos a impuestos, se ha acumulado dinero en los bancos y no se sabe hacer las cosas».

Este concejal criticó la escasa inversión en vestuario de policías y bomberos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios