Terrazas en el casco histórico de la capital grancanaria. / C7

Empresarios de Vegueta se defienden y dicen que la mayoría de los negocios respetan la norma

El Ayuntamiento inicia la tramitación de las cinco actas policiales levantadas contra la discoteca La Florida, en la calle de La Pelota

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Continúa la polémica en torno a la actividad de la discoteca La Florida, en la calle La Pelota, que ha generado numerosas quejas vecinales en la última semana y ha provocado la intervención policial con el desalojo del local ante el supuesto incumplimiento de los horarios de funcionamiento permitidos, los aforos, la exigencia de hacer cumplir las medidas sanitarias en tiempo de covid y los ruidos. Este jueves fueron los empresarios de Vegueta quienes se posicionaron en este caso para defender su actividad y criticar a aquellos vecinos que difunden, en su opinión, una «imagen distorsionada» de la realidad en la que se generalizan las quejas a todos los negocios que operan en el barrio fundacional de Las Palmas de Gran Canaria.

«Los empresarios de Vegueta piden un respeto a su trabajo, que no paguen justos por pecadores y que deje de difundirse una falsa imagen del barrio de Vegueta que no se ajusta a su realidad diaria», exponían a través de un comunicado en el que contestan a la comisión gestora de la Unión Vecinal y Empresarial en Defensa del Patrimonio Histórico de Vegueta. Este colectivo, que está en vías de constituirse en asociación, emitió el lunes pasado otro comunicado en el que criticaba la actividad tanto del ocio nocturno como de la restauración, de las que decía que no tenían «ningún tipo de consideración ni respeto a los cientos de vecinos, profesionales y empresas que sufren las molestias, los ruidos y la suciedad que originan estos establecimientos en un entorno urbano no apropiado para este tipo de actividades».

Para la asociación de empresarios Zona Vegueta, este colectivo está tratando de «manipular» la realidad del casco histórico. «Una clara mayoría de empresarios de restauración contempla las normas», exponen en el comunicado, «y si algún local puntual no respeta esta normativa, el resto de los empresarios de la zona son grandes perjudicados con esa visión sesgada de una situación en la que no participan».

«Por eso, los empresarios de Zona Vegueta piden un respeto a su trabajo, que no paguen justos por pecadores y que deje de difundirse una falsa imagen del barrio de Vegueta que no se ajusta a su realidad diaria».

Y añaden que, desde su actividad, los empresarios luchan por la «mejora, evolución, convivencia y armonía de todo el barrio». Desde esta perspectiva, dicen que no entienden a los «colectivos que hablan sesgadamente, obedeciendo solo a intereses particulares, y generando un inexplicable clima de confrontación, lucha y radicalidad, sin aportar ningún beneficio al barrio.

El dato

  • 9,1%. Es el peso del sector de la restauración en la red empresarial de Vegueta, si bien hay que tener en cuenta que su ocupación espacial es mayor. La actividad económica está dominada por las inmobiliarias (21%).

La patronal de la restauración no dudó en reclamar que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria agilice la tramitación de los expedientes sancionadores en aquellos casos en los que se detecten incumplimientos flagrantes de la norma, ya que su demora y la polémica que se genera en torno a ella acaba por dañar la imagen de los negocios que sí cumplen con la normativa.

«Existen mecanismos para ajustar las empresas puntuales que no contemplan las normas y nos consta que están en funcionamiento», detalla la asociación de empresarios Zona Vegueta en su comunicado hecho público este jueves, «por eso también pedimos celeridad en estos procedimientos».

En estos momentos, el servicio de Actividades Clasificadas del Consistorio capitalino ha comenzado ya el análisis de las cinco actas que ha levantado la Policía Local contra la actividad de la discoteca La Florida. El procedimiento incluye el trámite de audiencia a la propietaria de este local, que en diversas declaraciones a los medios de comunicación ha restado veracidad al contenido de las actas policiales y ha negado la comisión de infracción alguna.

«No se ha sabido poner orden en la zona de la restauración»

Los empresarios del ocio nocturno también manifestaron su rechazo a que el problema de la calle La Pelota se convierta en un arma arrojadiza que afecta a todo el sector de pubs y discotecas. «Manifestamos nuestro malestar, rechazo e indignación, no se puede permitir que una empresa incumpla las normas, pero tampoco que se meta a todo el ocio nocturno en el mismo saco», expuso el secretario de la asociación de empresarios de Canarias de Ocio Nocturno, Alejandro Negrín, «el malestar vecinal es comprensible pero están tirando la piedra contra un local cuando el resto, hipócritamente, son bares y restaurantes». En su opinión, «la culpa de esta situación es que desde hace décadas, los sucesivos gobiernos municipales no han sabido coger el toro por los cuernos y poner orden en las distintas zonas donde está activa la restauración».

Y se pregunta: «¿Las concentraciones en Vegueta son por La Florida o por el resto de bares y restaurantes que hay en la zona?».

Tras analizar los vídeos difundidos por los vecinos para mostrar el impacto que genera el sector del ocio en sus vidas, Alejandro Negrín también apunta a otros negocios de la restauración. «Se ve a gente saliendo de otros locales que no son los de actividades musicales», señaló, «se ve que la gente no sale del local de ocio nocturno, sino de las terrazas, que provocan molestias, pese a que se culpe al ocio nocturno».

«Que las calles se llenen de borrachos meando en las esquinas me indigna», estalló, «que se celebre el carnaval de día o las campanadas de verano en la zona de Vegueta me parece una aberración, no es un enclave adecuado para ello». Negrín informó que de los cinco locales con actividad musical que están autorizados en Vegueta, cuatro han decidido no abrir con las actuales restricciones.