La Policía Local desalojó el local de La Florida, en la calle La Pelota, lo que ha originado una nueva oleada de críticas vecinales en Vegueta. / ARCADIO SUÁREZ

Vecinos de Vegueta ante las marchas nocturnas: «Nos están haciendo la vida imposible»

Los residentes reaccionan a los hechos del pasado fin de semana en la calle La Pelota y denuncian que se vulneran sus derechos

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

La comisión gestora de la Unión Vecinal y Empresarial en Defensa del Patrimonio Histórico de Vegueta dijo este martes «basta ya a las actividades irresponsables de empresarios de ocio y restauración sin escrúpulos» ante lo que consideran un atropello a sus derechos fundamentales. Se refieren, con su comunicado, al desalojo de la discoteca La Florida -en la calle La Pelota- debido a que, supuestamente, incumplía las restricciones de aforo y distanciamiento, así como a la presencia de menores en el local. También lamentaron las posteriores declaraciones de su dueña, Carolina Palacios, y del presidente de la Asociación de Empresarios de Canarias de Ocio Nocturno, Alejandro Negrín. La primera acusó a la Policía Local de emitir actas que no se ajustan a la realidad; y el segundo, aunque lamentó los hechos de la calle La Pelota, criticó que se generalizara este comportamiento a todo el sector.

Para los representantes vecinales, estos posicionamientos «evidencian actitudes socialmente muy irresponsables que desprecian y vulneran derechos fundamentales de los residentes y que menoscaban registros de calidad de vida que deben disfrutar todos los vecinos».

Desde la gestora de la unión vecinal se añade que las repercusiones para su calidad de vida son importantes. «Nos están haciendo la vida imposible», explicaron las fuentes consultadas por este periódico, quienes prefirieron mantener el anonimato y que aseguraron que desde que la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía mantienen un dispositivo especial de seguridad «se ha reducido sensiblemente la profusión de problemas» en la zona. En su comunicado también agradecen los esfuerzos del Ayuntamiento por devolver la normalidad al casco histórico, algo que se ha «plasmado en una notable reducción de las graves molestias y perjuicios causados a los vecinos, derivados de la alcoholización del barrio por causa de los excesos de locales de ocio y restauración, y de botellones».

El «peor» fin de semana

Aún así, insisten en que no solo se trata de ruidos o daños al patrimonio histórico de la capital grancanaria, sino también de la ocupación de la calle por parte de las terrazas, algo que consideran «abusivo» y que supone un peligro porque dificultan, en caso de necesidad, el acceso de un vehículo de emergencia hasta las vivienda. Para ellos, el problema del local desalojado de la calle La Pelota es otra gota de un vaso que rebosa. «El último fin de semana ha sido el peor», prosiguen.

En declaraciones a la cadena Cope, la propietaria de La Florida se defendió diciendo que en su local de ocio nocturno se cumple con todas las medidas exigidas por las autoridades, tanto las referidas a su actividad como las derivadas del panorama de restricciones actual como consecuencia del covid-19. E insistió en que las actas levantadas por los agentes de la Policía Local carecen de veracidad. «La presión vecinal es la que no permite ningún tipo de local de ocio nocturno en la zona», recoge Cope, «ya lograron retirar los carnavales y ahora quieren acabar con el único local de ocio nocturno de la zona, que es el mío».

Pero los vecinos de esta zona contestan que no están dispuestos a permitir que se imponga «por la vía de hecho y contra la ley, prácticas antisociales en perjuicio de los vecinos y del patrimonio histórico de Vegueta».

Por su parte, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Josué Íñiguez, no quiso valorar las declaraciones de la propietaria del local desalojado. «No queremos polemizar, hay unas actas de la Policía Local y ahora se inicia un procedimiento reglado en el que podrá alegar lo que estime oportuno», señaló. El edil aclaró que el dispositivo de seguridad se mantendrá en Vegueta para evitar más molestias a los vecinos.

El dato

  • 15 actas. Durante un fin de semana habitual en la capital grancanaria, la Policía Local levanta una quincena de actas por incumplimiento de las normas por parte de locales. A esto se añade unas 185 sanciones por no llevar mascarillas, ruidos o beber alcohol en la calle.

Desde la asociación de empresarios Zona Vegueta se aclaró que La Florida no está entre sus asociados y lamentó que estos hechos «perjudiquen a los empresarios que cumplen con la normativa de una forma estricta».