El taxi pide subvenciones frente al paro

Asociaciones del sector demandan ayudas económicas directas en la línea de lo anunciado por Santa Cruz de Tenerife, que repartirá un millón de euros entre los taxistas. El Ayuntamiento palmense dice que se trabaja con el Cabildo para ello.

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

Santa Cruz de Tenerife vuelve a situarse como faro de gestión en la capital grancanaria. Como ya pasara con los comedores escolares durante el verano, ahora la cocapital canaria es puesta como ejemplo por varias asociaciones del taxi para reclamar una actuación económica directa como la anunciada por la alcaldesa Patricia Hernández, quien dotará de un millón de euros en subvenciones al sector.

La línea de ayudas programada en Santa Cruz de Tenerife supone unos 1.200 euros por licencia municipal, repartidas en dos pagos que se realizarían entre abril y mayo.

Esto es precisamente lo que demandan taxistas en la capital grancanaria. Aquí, el Ayuntamiento ha suspendido el pago de la licencia a los taxistas, pero desde el sector se reclama subvenciones directas para afrontar las pérdidas, que ya calculan por encima del 85%.

En la capital grancanaria, entre el confinamiento impuesto por la crisis sanitaria del coronavirus, y la limitación de movimientos fijada para el sector, pues solo está trabajando un 20%, los ingresos diarios rondan los dieciocho o veinte euros frente a los 120 euros que se ganan en condiciones normales. Antes se realizaban veinte carreras de cuatro kilómetros por jornada de trabajo y ahora solo se cubren dos o tres carreras.

Ante esta situación, el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, aseguró que en la medida de abrir una línea de subvenciones directas para el sector del taxi se viene trabajando desde hace casi un mes.

«La idea no es hacerlo nosotros solos, sino que el Cabildo de Gran Canaria aporte parte de esos recursos a los taxistas de la isla, y nosotros complementaríamos a los de Las Palmas de Gran Canaria», detalló Ramírez. Por el momento se desconoce la cantidad que se distribuirá entre los taxistas y el momento en que se pondrá en marcha.

Precisamente este viernes el consejero de Transportes del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez, anunciaba la activación de una ayuda económica de dos millones de euros para los taxistas de la isla. De acuerdo al número de licencias que hay en Gran Canaria, esto representaría unos 740 euros por licencia. De este modo, los taxistas de la capital grancanaria podrían recibir del Cabildo algo más de 1,2 millones de euros para afrontar la crisis del coronavirus.

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, explica que el hecho de que los taxistas hayan podido demostrar que su nivel de ingresos ha bajado, les permite acogerse a subsidios a los que no tenían derecho.

Aún así, aclaró que «llevamos desde el minuto uno trabajando en algún tipo de ayuda directa, junto con la Concejalía de Economía y Hacienda, pero los recursos para esa inversión hay que buscarlos, no los tenemos disponibles en el presupuesto de Movilidad».

Por su parte, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT), Francisco Reyes, calcula que los efectos de la crisis económica, derivada de la pandemia del coronavirus, se dejarán sentir hasta final de año.

Por eso, considera esencial que la aportación del Ayuntamiento se pueda sumar a las ayudas del Cabildo de Gran Canaria y del Estado. «Desde el Ayuntamiento se habla de una cantidad considerable que podría rondar el millón de euros», expone Reyes, quien explica que se ha trabajado desde hace tiempo con el grupo municipal de gobierno para habilitar una ayuda económica directa.

«Cuando oí las palabras de la alcaldesa de Santa cruz de Tenerife hacia el taxi casi se me saltan las lágrimas porque es lo que siempre nos ha faltado aquí», explica el portavoz de la Asociación pro Derechos del Taxista Autónomo de Canarias (Asprotac), Gorky Bethencourt, «siempre nos ha faltado ese padre en el Ayuntamiento».

Denuncia que la única vía de contacto con el concejal de Movilidad ha sido «la mensajería del Twitter» y detalla que «llevamos semanas intentando que se apruebe este tipo de ayudas para paliar los primeros daños del descenso». Y como ejemplo del abandono del sector en la capital grancanaria expone que «llevamos un mes de confinamiento y no tenemos ni las mascarillas ni el kit de protección».

También desde Tele-Taxi Tafira La Tornera, Antonio León dice que «estamos olvidados de la mano de Dios por una administración que no nos ayuda para nada a proteger nuestra salud».

Considera que «si no llegan ayudas económicas, será una situación verdaderamente catastrófica. Las pérdidas se agravan con la obligación de pagar la cuota de autónomo, los impuestos del mes o simplemente el combustible, que sigue caro».

«Si el Ayuntamiento pone un millón, junto a la ayuda del Cabildo y del Estado, nos daría un respiro».