Las ayudas para adaptar taxis se reducen un 50% en este año

10/09/2019

En 2018 no se empleó ni un euro de los 300.000 que el Ayuntamiento reservó para facilitar el acceso de personas con discapacidad al transporte público. Pese a ello, en el plan de subvenciones de este año, esta línea de financiación ha caído a la mitad, hasta situarse en los 149.780 euros

Para cumplir con el decreto que regula las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los modos de transporte para personas con discapacidad, todos los municipios deben contar con el 5% de las licencias de taxi adaptadas a personas con movilidad reducida, salvo en los casos de pequeñas localidades, en las que se pide al menos una licencia adaptada.

Esto supone que para una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria, el número de taxis accesibles debería ser, como mínimo, de 82. Sin embargo, en estos momentos solo hay alrededor de 32, según los datos facilitados por la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (Atat) a principios de junio.

Por tanto, en la capital hay menos de la mitad de taxis adaptados de los que son exigibles por ley.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha abierto en los últimos años una línea de subvenciones para adquirir nuevos vehículos.

En el plan de subvenciones de 2018, la ayuda para promover la extensión de los taxis adaptados era de 300.000 euros. Esta cantidad se dividía en dos líneas de actuación: la compra de vehículos adaptados, dotada con 265.000 euros; y las ayudas para aliviar el sobrecoste derivado del mantenimiento de los taxis ya adaptados, a las que se destinó 35.000 euros.

Para la primera, el grupo de gobierno había dispuesto la concesión de 53 subvenciones por importe de 5.000 euros cada una; mientras que para la segunda línea de ayudas, se previeron 35 subvenciones por un importe de 1.000 euros cada una, aunque si se presentaban más solicitudes, se prorratearía esa cuantía económica entre todas.

Sin embargo, de acuerdo al documento de liquidación presupuestaria de 2018, ni en una línea ni en la otra se gastaron ni un euro el año pasado.

Desde el grupo municipal de gobierno se explicó que las partidas no se ejecutaron «porque hubo problemas administrativos» relacionados con exigencias de Intervención. Y añadieron que la ayuda se pasó a este año.

En efecto, en el plan de subvenciones de 2019 la partida reaparece pero su dotación es inferior en un 50% a la de 2018. En términos absolutos, se pasó de los 300.000 euros del año pasado, a los 149.780 euros del presente ejercicio. Y en el número de subvenciones, se reduce de 53 a 30. Pero es más, desaparece la línea de actuación prevista para ayudar a los titulares de vehículos ya adaptados para hacer frente a los sobrecostes derivados de su mantenimiento, que estaba dotada en 2018 con 35.000 euros.

Recuperar cantidades. «Es intención del nuevo gobierno municipal volver a recuperar las cantidades iniciales e incluso aumentarlas para favorecer la incorporación de vehículos eléctricos a la flota de taxis de la ciudad», prosiguieron desde el gabinete de prensa municipal.

«El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se comprometió a ofrecer las ayudas pero no ha dado nada, según ellos porque Intervención se lo ha puesto complicado», indicó el presidente de la Atat, Francisco Reyes.

El representante de taxistas explicó que en el caso del Cabildo de Gran Canaria también ofrece un tipo de ayuda similar, por un importe de 2.500 euros, para las diez primeras solicitudes que se presentaran en el año. En este caso, la ayuda servía para la adquisición de un coche para personas con movilidad reducida de hasta nueve plazas.

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados