El Ayuntamiento sella el traslado de las naves humanitarias

El Gobierno municipal ya ha firmado la cesión de las parcelas para que las sedes del Programa Mundial de Alimentos y Cruz Roja salgan del istmo y calcula una inversión de dos millones.

David Ojeda
DAVID OJEDA

Las naves humanitarias del Programa Mundial de Alimentos y Cruz Roja, que en la actualidad están situadas en el istmo de Las Palmas de Gran Canaria, se irán finalmente a una zona entre El Sebadal y La Esfinge tras firmar el convenio del traslado con el Ayuntamiento de la capital. Así lo confirmó Javier Doreste, concejal de Urbanismo del gobierno municipal.

Que estas naves iban a ser desplazadas de su actual ubicación, justo frente a la fachada del Poema del Mar, era un asunto en el que se venía trabajando en los últimos años. Lo que ayer hizo Doreste fue dar carta de oficialidad al asunto, confirmando que ya se había producido la firma del convenio. «Ya hemos firmado con el Puerto la cesión de las parcelas y el Ayuntamiento se hará cargo de financiar la construcción de las nuevas naves», indicó el edil.

El responsable de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria afirma que todavía es pronto para estimar cuánto le va a costar al gobierno de la ciudad este traslado, con el que pretende ampliar la zona del Parque Marítimo que se está construyendo en el entorno. Sin embargo, de manera superficial aseguró que las obras de las dos naves en sus nuevo emplazamiento tendrán un coste de entre 1’5 y 2 millones de euros. «En estos momentos se están redactando los proyectos. Porque son necesarios para poder ejecutar la mudanza. Lo que queremos es hacer unas naves acorde a las necesidades que ellos tengan, no poner allí lo que a nosotros nos plazca», comentó.

Prisas.

Doreste no dio plazos, pero sí que estableció la mudanza de la zona como una prioridad para el actual grupo de gobierno local. «Queremos darnos prisa. Esperamos poder estar trabajando en ello antes de que acabe el mandato y, si ganamos las elecciones, completarlo en el siguiente. Para nosotros es muy importante acabar con esa obra porque nuestra intención es abrir todo lo que podamos la ciudad al mar, con ese Parque Marítimo que se uniría a través de la zona que usan las naves humanitarias para llegar hasta la pasarela del Mercado del Puerto, y hacia el otro lado con el parque de Santa Catalina y llegando hasta la calle de Fernando Guanarteme», indicó Doreste.

Además, esa reordenación de la zona cuenta también, en su cara opuesta, con los carriles por los que pasará la MetroGuagua.