Vista de la capital grancanaria. / Juan Carlos alonso

La capital inicia su año económico con la aprobación inicial del presupuesto

Las cuentas, las mayores de la historia, refuerzan la partida de ayudas de emergencia y se plantean una inversión de más de 76 millones

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento inicia su nuevo ejercicio económico tras aprobar el presupuesto de 2022, un documento que destaca por el refuerzo presupuestario de las ayudas de emergencia social, y por plantear un horizonte de más de 76 millones de euros en inversiones, centradas sobre todo en la continuación de la obra de la MetroGuagua y en los esfuerzos en materia de vivienda.

El Pleno municipal acaba de aprobar este viernes, en una sesión extraordinaria y urgente, las cuentas del presente año, que vuelven a sacarse adelante con retraso y que no entrarán en vigor hasta que pase la fase de exposición pública, se contesten las alegaciones recibidas y vuelva a ser sometido a la inspección consistorial.

El presupuesto municipal crece un 8% respecto al año anterior y se queda con un nivel teórico de gasto de 485 millones de euros, el mayor de la historia. Luego todo dependerá de la gestión del dinero que se desarrolle a lo largo del año.

El proyecto presupuestario fue aprobado con los votos de la mayoría del pacto de gobierno (PSOE, Podemos y Nueva Canarias), que rechazó las enmiendas que llegaron desde la bancada de la oposición, cuyos concejales denunciaron que pese a disponer de más dinero que nunca, el tripartito siempre deja mucho dinero sin utilizar y olvida las necesidades reales de muchos barrios y de muchos ciudadanos.

Líneas de actuación

Para hacer frente a la crisis, el Ayuntamiento ha previsto reforzar la ayuda a domicilio y situar la partida de las ayudas de emergencia social por encima de los cinco millones de euros, si bien el gasto real de 2021 quedó por encima del presupuesto consignado en 2022 en unos 220.000 euros, algo que le recriminaron los concejales de los distintos partidos que conforman la oposición. Desde el gobierno se insiste en que la partida se irá reforzando en función de las necesidades que se detecten para que no se quede sin asistencia ninguna persona necesitada, tal y como se hizo el año pasado.

Para ello, el Consistorio cuenta con los remanentes de tesorería, con los que podrá reforzar también la inversión, que este año queda en algo más de 76 millones de euros. Aquí, las principales partidas se irán en la MetroGuagua (10,11 millones), Vivienda (15,2 millones), Alcantarillado (1,8 millones) y la construcción de una galería de tiro para la Policía Local (1,4 millones).

La gestión del dinero que el Ayuntamiento tiene a su disposición centró buena parte del debate. Aquí, el gobierno defendió que la ciudad se ha transformado gracias a una inyección económica que supera los 267 millones de euros desde el año 2016. Sin embargo, los concejales de la oposición pusieron el foco en el bajo nivel de gestión de las partidas de inversión (41 millones de euros empleados de un total de 111 millones disponibles, con datos aún provisionales de 2021) así como en la falta de atención a los problemas reales, como la suciedad, la inseguridad o el reparto de alimentos a personas necesitadas.

Los primeros pasos de la senda que marca este presupuesto serán las primeras ocho convocatorias de consolidación del empleo para trabajadores municipales, cuyo impulso está previsto la semana que viene. El Ayuntamiento está obligado a desarrollar 57 convocatorias para estabilizar a un total de 907 empleados públicos de aquí a 2024.