Vista del Roque Nublo y de la explanada de acceso desde el aparcamiento cercano. / C7

El Cabildo de Gran Canaria valora limitar los accesos al Roque Nublo a una guagua

El Instituto de Risco Caído analiza la creación de una línea para visitar el icono paisajístico e impedir que se siga aparcando en el entorno

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El Cabildo estudia con más detalle la viabilidad de poner en marcha un servicio de transporte público en las cumbres para visitar el Roque Nublo y limitar el estacionamiento en el aparcamiento más próximo al Monumento Natural a las guaguas que lo presten y a los vehículos de personas con movilidad reducida.

La implantación de esa línea de guaguas forma parte de las medidas propuestas a la Consejería de Medio Ambiente en un estudio de alternativas para reordenar las visitas a ese icono paisajístico debido a las dificultades de aparcamiento y circulación que se producen por la afluencia al mismo.

Antes de la pandemia, el Cabildo estimaba la cifra diaria de visitantes del Roque Nublo entre 1.800 y 2.000 personas, una cantidad que se habría reducido actualmente a entre 1.500 y 1.800. La mayoría lo hacen dejando su coche en el aparcamiento cercano, en Degollada de La Goleta, frente al sendero que conduce al Roque Nublo.

Situación de inseguridad

La incapacidad de ese estacionamiento para la demanda hace que muchos coches acaben aparcados en doble fila y sobre la calzada, dificultando el tránsito por ese punto de la red viaria y generando una situación de inseguridad para las emergencias o el paso de vehículos del dispositivo contraincendios.

El aparcamiento habilitado en los aledaños del Roque Nublo no da abasto para su demanda. / C7

El Instituto Insular de Risco Caído y la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria profundiza en estos momentos en si los ingresos y los gastos de esa línea de transporte, los aparcamientos disuasorios precisos para dejar el coche y coger esa guagua y otras instalaciones, entre ellas de señales de tráfico especiales para las lanzaderas, hacen viable su implantación.

También valora la conveniencia de que el servicio, en principio una línea circular, sea prestado por alguna concesionaria de transporte público de la isla o sea contratado como un transporte discrecional.

En busca de fondos europeos

José Armengol, gerente del Instituto, confirma que esta entidad ha presentado a una convocatoria de fondos europeos un proyecto para la creación de aparcamientos disuasorios en las posibles paradas.

Esas posibles paradas estarían en el casco de Tejeda, Ayacata, Artenara, Cruz de Tejeda y otros núcleos de las cumbres, así como en conexiones con la red viaria de los principales senderos de ese entorno. El estudio de alternativas para los accesos al Roque Nublo hablaba de una veintena de paradas, incluyendo el Roque Bentayga, Bailico y la Cruz de Tamadaba entre otras muchas.

Imagen de un rodaje cinematográfico en el entorno del icono paisajístico. / Juan Carlos alonso

En ese estudio se estimaba que el recorrido de la línea de transporte hasta el Monumento Natural, de extremo a extremo, tendría una duración de entre 45 y 60 minutos.

El director general de Medio Ambiente del Cabildo, Manuel Amador, recuerda que este servicio ya opera en Teno (Tenerife) y Timanfaya (Lanzarote) y se estudia su implantación en las Cañadas del Teide.

Sin cupo máximo y sin entrada

Amador explica también que el Cabildo no prevé limitar las visitas al Roque Nublo fijando un cupo máximo de personas al día ni cobrar por el acceso al gigante de la cuenca de Tejeda, pero sí «mejorar el nivel de satisfacción de los visitantes, que está siendo deficiente».

Crear una caseta de información turística sobre los valores del Monumento Natural y la instalación de baños y de más contenedores de recogida de residuos son otras recomendaciones del estudio de alternativas para reordenar los accesos al Roque Nublo, agrega.