El Cabildo construye plazas de aparcamiento en El Nublo

Desde el pasado día 3 de este mes, la Consejería de Obras Públicas del Cabildo lleva a cabo labores de desmonte del margen izquierdo en La Degollada de La Goleta, justo frente del sendero que lleva a los pies del monumento natural del Roque Nublo, con el fin de habilitar aparcamientos.

Este proyecto, que al parecer lleva años tramitándose entre las diferentes consejerías del Cabildo, lo ejecuta la de Obras Públicas y cuenta, al parecer, con todos los permisos legales para poder actuar en el parque rural. Tiene un presupuesto de más de 300.000 euros, un plazo de ejecución de unos cuatro meses y los lleva a cabo la empresa Bitumex.

Actualmente, ocho operarios, una excavadora, un tractor y cuatro camiones realizan las labores de desmonte de la parte izquierda, según se sube, de un talud situado en la zona conocida como Degollada de La Goleta, frente al sendero que conduce al Roque Nublo y al ventorillo que atiende a los turistas. En esta zona se realiza una explanada de 150 x 14 metros, que se espera tenga una capacidad para cuarenta vehículos. En el margen derecho también está previsto que se construya una acceso peatonal y una especie de parking para las guaguas que trasladan diariamente a los turistas hasta la entrada al Nublo.

Pese a la seguridad de los portavoces de las consejerías cabildicias, que justifican la obra por el peligro que supone el aparcamiento diario de decenas de vehículos de los turistas y guaguas que acuden a visitar el monumento, movimientos ciudadanos y ecologistas han puesto el grito en el cielo, primero por esa actuación en el parque rural y, segundo, por considerar que esa obra va a tener un efecto dominó, dado que nadie es capaz de asegurar que esos aparcamientos no generen la necesidad de ampliación desde que la gente entienda que puede estacionarse ahí y no dejar los coches en Los Llanos de la Pez y venir caminando. Sólo los vecinos de Ayacata han saludado la idea con alegría.

Afirman que la obra respetará el entorno.

Las obras que realiza la Consejería de Desarrollo Económico, Obras Públicas e Infraestructuras y Transportes del Cabildo, que preside Román Rodríguez, es la encargada de ejecutar y acabar estas obras que han nacido con polémica por el lugar donde alguien ha decidido crear unos servicios que suelen ser deficitarios en las principales ciudades del Archipiélago. Para el ingeniero que lleva la dirección de estos trabajos, Luis Fernando Arencibia, «la necesidad de esta obra, que hace tiempo viene proyectándose, se evidencia al observar el peligro evidente que significa el hecho de que turistas y visitantes aparquen sus coches en una curva sin visibilidad» y añade que las obras no van a chocar con el entorno, de tal manera que el piso de la zona de aparcamientos será de suelo de césped armado, de tal manera que se podrá también colocar algunas plantas y las paredes también irán recubiertas de piedras, acorde con el entorno».

Portavoces de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo, uno de cuyos técnicos sigue de cerca la evolución de la obra en el parque rural, informaron ayer que hasta la fecha se han arrancado catorce pinos de la especie radiata insignes, sin que esté previsto de aquí a que terminen los trabajos tocar ningún pino canario de esa zona.

Temas

Tejeda