Salomé García Acosta, hija de la alfarera Fefita, y los nietos de Pedro, Joel y Cyrene Montelongo Ravelo, con la presidenta de la fundación colectivo Mafasca, Neri Brito. / javier melián / acfi press

Fefita y Pedro, en el recuerdo de la Feria

El Ayuntamiento de Antigua y la fundación colectivo Mafasca esperan a más de 20.000 personas

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

La 33º Feria Insular de Artesanía vivió ayer por la tarde su momento más emotivo con el acto de homenaje a la alfarera Fefita Acosta, del Valle de Santa Inés, y al artesano cestero Pedro Ravelo, de Vega de Río Palmas. Salomé García Acosta, también ceramista como su madre, y Joel y Cyrene Montelongo Ravelo, nietos del maestro en cañas y palma, subieron al escenario de la plaza de Antigua para recordarlos.

Ambos artesanos del municipio de Betancuria montaban sus expositores de palma en el caso de Ravelo González (1934-2022), vecino de Vega de Río Palmas; y de cerámica Acosta Rodríguez (1936-2022), alfarera del Valle de Santa Inés. Por su trayectoria, la organización de la muestra les concedió el Premio Insular de Artesanía en 2009 en el caso del artesano cestero de caña, pírgano y palma; y a la ceramista mucho antes, en 1999.

Un artesano enseña a jugar un niño. / javier melián / acfi press

El Ayuntamiento y la fundación colectivo Mafasca prevén una asistencia superior a las 20.000 personas durante los cuatro días. El día de mayor afluencia será el de hoy, domingo. Sólo con la numerosa asistencia de público durante la mañana del sábado, « se cumplen y superan las visitas previstas que llegan de todos los municipios y de la vecina isla de Lanzarote».