Mujer frente a tienda de Zara. / Efe

Zara confecciona sus nuevos vestidos con CO2

La marca de Inditex trabaja además con una compañía finlandesa para conseguir nuevos tejidos con ropa usada

José A. González
JOSÉ A. GONZÁLEZ Madrid

El discurso de la sostenibilidad ha calado en el sector y quien no lo haya incorporado a su estrategia tiene a la Comisión Europea detrás para corregirlo. Europa desecha cerca de seis millones de toneladas de textiles al año, lo que supone una enorme cantidad de recursos consumidos en su fabricación y toneladas de residuos que acaban en un vertedero. «El sector cada vez está más comprometido con la sostenibilidad», explica Petri Alava, CEO y cofundador de Infinited Fiber.

Esta compañía finlandesa se ha convertido en el compañero de viaje de Zara en su ruta ‘verde’. «La primera vez que hablamos con ellos fue en 2019», recuerda Alava. Un encuentro que tres años más tarde se ha convertido en un compromiso para que la firma nórdica sea su proveedora a partir de 2024 durante tres años a cambio de 100 millones de euros.

«Se necesita mucha agua para producir las fibras de algodón y con nuestra tecnología podemos reducir el consumo»

Pietro Alava

CEO y cofundador de Infinited Fiber

«Han asumido un fuerte compromiso en sostenibilidad», asegura Alava. «Estamos muy orgullosos de que una marca como Inditex nos ayude a hacer realidad nuestra ambición de convertir Infinna en una materia prima textil mayoritaria en el futuro», añade.

Un giro de 180 grados en el sector textil apunta el CEO de la firma finlandesa. Solo para fabricar una camiseta de algodón se desperdician casi 3.000 litros de agua en el cultivo de esta materia prima. «Se necesita mucha agua para producir las fibras de algodón y con nuestra tecnología podemos reducir el consumo», advierte Alava.

Su propuesta: «capturar el valor de los desechos y convertirlos en fibras textiles suaves que han demostrado funcionar en una amplia gama de telas». Así defiende la firma su tecnología en su página web. «Ahora estamos buscando la construcción de la primera fábrica a escala comercial en Finlandia», añade Alava.

Colección Zara con Infinited Fiber. / Zara

En estos momentos, la compañía finlandesa cuenta con «dos fábricas piloto» que trabajan en la creación de este nuevo componente para el sector. «Es biodegradable, no contiene microplásticos y permite su reciclaje en el mismo proceso», advierte el CEO de Infinited Fiber.

Circularidad total

La idea de la compañía surge en los años 30 del pasado siglo y a casi 8.000 kilómetros de los cuarteles generales de la firma nórdica. Investigadores estadounidenses trabajaban en una producción de viscosa, un líquido orgánico, más seguro. Para su desarrollo usaron la pulpa de madera disuelta como materia prima. Siete décadas después, Ali Harlin, fundador de Infinited Fiber, consiguió ‘despejar la X’ de la ecuación.

Harlin con la ayuda de su equipo del Centro de Investigación Tecnológica de Finlandia (VTT) empezaron a probar esta tecnología con diferentes materias primas: periódicos, cartón y textiles. «La gran innovación fue descubrir que los residuos textiles ricos en algodón también podían utilizarse como materia prima para este proceso y producir fibras textiles de alta calidad», advierte Alava.

Un avance que ha despertado el interés del gigante textil español. «Trabajamos activamente en la búsqueda de nuevas soluciones a partir de nuevas alianzas, procesos y materiales que nos ayuden a conseguir la obtención de nuevas fibras procedentes de residuos textiles pre y post consumo», comenta Javier Losada, director de sostenibilidad de Inditex.

En la actualidad, el reciclaje en este sector es una de las asignaturas pendientes, ya que Europa desecha cerca de seis millones de toneladas de textiles al año y solo una cuarta parte es reutilizada. «Las marcas son conscientes de este problema», señala Alava.

Vestidos de CO2

Sin embargo, Zara ni su matriz Inditex no quieren que la sostenibilidad sea una moda pasajera. El pasado ejercicio, las prendas catalogadas como Join life bajo un sello de composición y procesos sostenibles supusieron el 47% de las ventas. De cara a este año, tienen como objetivo lograr que al menos un 50% del total de sus artículos comercializados estén fabricadas según los estándares.

«Creemos firmemente que la innovación es clave para el futuro competitivo y circular de la industria de la moda»

JAvier Losada

director de sostenibilidad de Inditex

Esto pasa por usar nuevos tejidos como lino, algodón orgánico o ‘tirar’ de I+D+i. «Creemos firmemente que la innovación es clave para el futuro competitivo y circular de la industria de la moda», apunta Losada. «A través del Sustainability Innovation Hub trabajamos con diferentes colaboradores para ayudarles a escalar sus iniciativas y aportar más innovación a nuestros productos», añade la multinacional española.

Una nueva aventura que ha encontrado una alianza para conseguir coser el CO2 y transformarlo en elegantes vestidos de fiesta. Los hilos de toda la vida se sustituyen por una «nueva tecnología de captura de carbono».

LanzaTech es la responsable de esta idea «que permite transformar el CO2 en etanol», apuntan en su página web, para luego «convertirse en poliéster», advierten. «Se mantienen propiedades similares al poliéster virgen. Esto incluye su calidad, rendimiento y cuidado. Al mismo tiempo esta tecnología permite la captura y reutilización de emisiones de carbono de los procesos industriales», advierten.