Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 26 de febrero
Ropa en tienda. Efe
Chequeo a la apuesta sostenible de la industria de la moda: el poliéster reciclado

Chequeo a la apuesta sostenible de la industria de la moda: el poliéster reciclado

ODS 12 | Producción y consumos responsables ·

España apenas recicla el 10% de las prendas compradas en las tiendas

Jueves, 24 de marzo 2022, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Algodón, lino, piel, cuero, lana o poliéster. Estos son algunos de los tejidos más habituales en las etiquetas de la ropa que se compran en España. En 2020, los últimos datos disponibles de Acotex, las ventas del sector textil alcanzaron los 8.970 millones de euros frente a los 10.472 que consiguió en 2019. Cientos de miles de camisetas, faldas, pantalones, jerséis vendidos que al final de su vida útil acaban en el armario olvidados o en el vertedero.

«Se prevé que el consumo de ropa siga aumentando», advierte Eduardo Fages, responsable del Grupo de Investigación de Sostenibilidad y Tecnología de Materiales de Aitex (Instituto Tecnológico del Textil). Ventas que no se corresponden hasta el momento con el reciclaje o reutilización, «la cifra oficialmente no se sabe», avisa Pedro Andrés Oliver, presidente de Asirtex, la Asociación Ibérica de Reciclaje Textil.

Los cálculos de esta asociación apuntan a 120.000 toneladas, pero «no todos los tejidos se pueden reciclar», explica Oliver. Una factura climática que sale a pagar para el sector, ya que el 8% de los gases de efecto invernadero mundiales tienen que ver con la fabricación de prendas y el transporte intercontinental de las mismas.

Entre los más reciclados están los tejidos de algodón, acrílicos y algunos con poliéster, «pero menos», destaca Oliver. Precisamente, este último material procedente del petróleo es uno de los más frecuentes en los armarios españoles y también en las aguas nacionales.

El lavado de ropa sintética representa el 35% de los microplásticos primarios liberados en el medioambiente

El lavado de ropa sintética representa el 35% de los microplásticos primarios liberados en el medioambiente. Una sola carga de ropa de poliéster puede verter 700.000 fibras microplásticas que pueden llegar a la cadena alimentaria.

Sin embargo, la industria de la moda es consciente de esta problemática. «Hemos aumentado nuestra gama Primark Cares de ropa fabricada con materiales reciclados o de origen sostenible al 25% de todas las ventas de ropa en la actualidad, frente al 16% en 2020», responde Primark. La estrategia de Inditex pasa por alcanzar la totalidad de poliéster o lino reciclado para 2025.

La duda del poliéster reciclado

El poliéster reciclado (rPET) es uno de los ingredientes milagrosos de la industria de la moda para alcanzar la meta de la sostenibilidad. La tela hecha a partir de este material reutilizado conserva las mismas características que aquella hecha con poliéster virgen (resistente y no absorbente). Pero, la diferencia es que se emplean fibras de poliéster reciclado, produciendo un menor impacto medioambiental. El sector asegura que «se genera un 75% menos de emisiones de CO2 y requiere menos energía que el poliéster virgen».

«Uno de los problemas en los que se trabaja es en la configuración de los hilados para evitar los microplásticos»

Eduardo fages

responsable del Grupo de Investigación de Sostenibilidad y Tecnología de Materiales de Aitex (Instituto Tecnológico del Textil)

En definitiva, botellas de plástico que se convierten en camisetas deportivas como la iniciativa de Nike que ha permitido dar una nueva vida a seis millones de estos envases. Tras un proceso de trituración, ese material se convierte en hilo que pasa a ser un tejido y finalmente una camiseta.

«La huella ambiental del rPET es menor que la del poliéster y, además, no se usa el petróleo en su formación», explican fuentes del sector. A pesar de ello, el impacto continúa en cada lavado. «Es cierto que es uno de los problemas en los que se trabaja es en la configuración de los hilados para evitar estos microplásticos», comenta Fages

La solución reciclada de este tejido resuelve parte del problema de los plásticos en el planeta, pero deja la duda de la segunda vida de éstos en el sector textil. «Hay mucho poliéster en la confección de tejidos y no se puede reciclar», vuelve a recordar el presidente de Asirtex. «El rPET que existe en el mercado no es procedente del post consumo, es decir de la camiseta de poliéster que se recicla», denuncia. «Todo lo que se habla es más bien greenwashing», apostilla.

El complicado reciclado textil

Al mirar la etiqueta de un jersey, una camiseta o una blusa, más allá de las instrucciones de lavado, se puede comprobar los materiales que componen el textil. Esta información puede ir desde el 100% algodón o poliéster o, incluso, mezclar ambos. «Una prenda puede tener varias composiciones y si se quiere hacer un reciclado hay que separarlos y esto es complicado», señala Oliver.

Ser sostenible no quiere decir que sea verde, sino que esa prenda tenga más futuro y pueda ser usada»

Pedro andrés oliver

presidente de Asirtex, la Asociación Ibérica de Reciclaje Textil

La comparación con el reciclado del vidrio o de los envases de plástico es inevitable, pero «no es comparable, es mucho más complicado», advierte. «Si tú quieres descomponer algodón del poliéster tienes que hacerlo mediante proceso químico y, además, hay que hacer una fuerte inversión», añade.

En el caso del tejido 100% poliéster, la nueva vida de éste se complica. «Es difícil un reciclado mecánico, hay que hacer un fundido con un proceso químico para luego hacer el hilado», revela el presidente de Asirtex. «Hay varias tentativas, pero el reciclado post consumo es más caro que hacer una nueva prenda con poliéster virgen», apostilla.

El problema, en palabras de Oliver, está más «en el diseño que en la reutilización». «En el sector se tiene claro que el futuro tiene que pasar por la reciclabilidad de sus productos para aplicar la economía circular a diferentes formatos y composiciones», apunta Eduardo Fages, responsable del Grupo de Investigación de Sostenibilidad y Tecnología de Materiales de Aitex. «Ser sostenible no quiere decir que sea verde, sino que esa prenda tenga más futuro y pueda ser usada», reflexiona Oliver.

Se recicla en España

A pesar de que no existen cifras oficiales, el reciclaje textil en España es bajo, «es un tema cultural», comenta Fages. Según un informe de Modare patrocinado por Cáritas en España sólo se recoge de media el 12,16% de los residuos textiles que se generan al año.

Se estima en el mismo texto que unas 990.000 toneladas de textiles van a parar a vertederos anualmente y «con eso no se puede hacer nada porque ya están contaminadas», denuncia el presidente de Asirtex.

Con estas cifras, la industria textil española tiene trabajo por delante, ya que a partir de 2025 está obligada a implementar la recogida selectiva de sus residuos, incluso después de su uso. Así pues, con esta normativa, las empresas serán responsables de su producto más allá de su venta y consumo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios