¿Por qué la igualdad es un objetivo para un futuro sostenible?

Expertos en los retos de la ONU para el milenio explican por qué la inclusión es la base para alcanzar el resto de los 16 objetivos

ARANTXA HERRANZ

La igualdad se encuentra entre los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU. En términos de sexo, pero también de raza, religión, identidad, nación o condición económica y social. Se trata, además, de un ODS clave para que el resto puedan ser alcanzados. Ginette Azcona, especialista de Investigación y Datos de ONU Mujeres, se muestra tajante al respecto: «¿Por qué seguimos pensando que podemos? Pobreza y hambre cero por definición significa erradicar estos males sociales para todos: mujeres, hombres, niñas y niños por igual. Los ODS y el futuro que representan no se lograrán a menos que se aborde la desigualdad de frente».

El problema, además, es que en lugar de ir avanzando, en algunos casos se está produciendo un retroceso en materia de igualdad como consecuencia de la Covid. Según el análisis mundial del progreso en la igualdad de género y los derechos de las mujeres realizado por ONU Mujeres, pese a que las mujeres han tenido un papel clave en la respuesta al COVID-19, todavía se las ignora en gran medida para los puestos de liderazgo que merecen. «La igualdad de género es fundamental para cumplir la promesa de la Agenda 2030. El éxito de la agenda, ya sea para erradicar la pobreza o crear sociedades inclusivas y pacíficas, depende de la incorporación de la perspectiva de género en todos los ODS», enfatiza Azcona.

Pero cuando hablamos de la igualdad como uno de los objetivos de sostenibilidad, no nos referimos únicamente al género, sino que afecta a cualquier otro ámbito. Todas las dimensiones utilizadas para marginar a los subgrupos de la población son relevantes en la búsqueda de la igualdad, lo que incluye el género pero también los ingresos, la raza/etnicidad, la edad, la religión, el estado civil, etc.

«Las formas en que nosotros, como sociedad, creamos división son, en muchos sentidos y, lamentablemente, infinitas y pueden variar de un contexto a otro», explica la experta de ONU.

«El éxito de la agenda, ya sea para erradicar la pobreza o crear sociedades inclusivas y pacíficas, depende de la incorporación de la perspectiva de género en todos los ODS»

Ginette azcona

ONU Mujeres

En el caso de las mujeres de grupos marginados, a menudo se ven doblemente afectadas por la discriminación, tanto por su sexo como por otras discriminaciones, lo que puede acabar multiplicando esta desigualdad.

Además, desde ONU Mujeres aseguran que estos problemas trascienden de los niveles de desarrollo, por lo que tanto los países ricos como los pobres deben hacer frente a grandes desigualdades basadas en el sexo y en otras características socioeconómicas.

Miriam García Armesto, de ODS for Business, subraya en este sentido que la pobreza, el hambre cero, la salud y la igualdad son los cuatro básicos de los objetivos del Milenio, sin los que el resto de propósitos no pueden cumplirse. «Si alguien, por el motivo que sea, no tiene acceso a la suficiente alimentación, educación o salud, está claro que no se puede integrar en la sociedad de igual manera, ni puede contribuir a crear riqueza como el resto», detalla.

«Para medir objetivos de economía hay mucha literatura, ¿pero cómo mides las cuestiones sociales, la discriminación, las diferencias de género o raza?»

Miriam garcía armesto

ODS For Business

Para García Armesto, uno de los problemas es cómo integrar este ODS dentro de las empresas y cómo medir que se están cumpliendo dichos parámetros. «En energía o en economía hay mucha literatura y muchas métricas sobre cómo se pueden reconvertir nuestra manera de hacer las cosas para ser más sostenibles y cumplir con los ODS», explica. «¿Pero cómo mides las cuestiones más sociales, de discriminación o diferencias de género o raza? ¿Cómo hacerlo con el impacto que, como empresa, tienes en la igualdad social?», se pregunta.

Según esta experta, dependiendo del tamaño de la empresa, esta deberá escoger dos o tres ODS con los que quiera cumplir, preferentemente relacionados con su negocio.

En tema de igualdad, recomienda realizar un análisis de cómo está conformada su plantilla y comprobar «cómo está distribuida, si es representativa de la sociedad, si estás pagando igual a todo el mundo, si la igualdad de oportunidades es idéntica…».

Una vez hecho este análisis, se recomienda observar determinados segmentos de la población a los que como empresa les gustaría apoyar. «Muchas veces las personas en situación de discriminación suelen estar altamente motivadas cuando tienen un empleo, lo que hace que sean altamente productivas y competitivas, aunque puedan no ser el primer perfil en el que se piensa cuando tenemos una vacante», pone como ejemplo.

«Un mayor enfoque en el equilibrio entre el trabajo y la vida persona es bueno para las mujeres, para los hombres y para el resultado final, ya que las empresas compiten para mantener el talento»

Ginette azcona

ONU MUJERES

Para conseguir este ODS, tanto los organismos públicos como los privados tienen un papel clave. «El sector privado tiene un papel crucial que desempeñar para promover y acelerar la igualdad de género, ahora más que nunca, particularmente cuando vemos que el empleo de las mujeres se ve gravemente afectado por las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19», remarca Ginette Azcona.

Desde ONU Mujeres se aboga por introducir leyes Y reformas laborales que permitan garantizar un empleo de calidad a todas las personas así como eliminar las barreras legales que existen en algunos países para que las mujeres casadas puedan trabajar.

«Estas políticas eran importantes antes de la pandemia y siguen siendo importantes. Pero la crisis en el empleo de las mujeres significa que se deben tomar medidas ahora, reconociendo que debemos hacer las cosas de manera diferente, con un mayor enfoque en el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, porque es bueno para las mujeres, para los hombres y para el resultado final, ya que las empresas compiten para mantener el talento», señala esta experta.

«Las empresas deben ponerse objetivos más allá de ser más eficientes energéticamente hablando o medioambientalmente responsables»

miriam garcía armesto

ODS For Business

«Al implementar tales políticas, las organizaciones del sector privado contribuirán a una sociedad más sostenible. Las empresas disfrutarán de empleados y espacios de trabajo diversos e inclusivos, diversidad de pensamiento y mayor creatividad», sin olvidar que, tal y como demuestran muchas investigaciones, la igualdad de género puede ayudar a mejorar el desempeño corporativo.

García Armesto también recuerda que simplemente promoviendo algunas acciones de responsabilidad social corporativa en las empresas, estas acciones generan un sentimiento de pertenencia y orgullo entre los empleados. «Hay muchas pequeñas cosas que todos, como ciudadanos y cómo empresas podemos hacer. Las empresas precisamente son las que tienen que abrazar otro tipo de objetivos», más allá de ser energéticamente más eficientes y medioambientalmente responsables, concluye.

Ideas para apoyar a las mujeres en el mercado laboral

Desde ONU Mujeres reclama apoyar el acceso a servicios de cuidado infantil asequibles y de calidad, disposiciones más inclusivas sobre licencias por enfermedad pagadas, la disponibilidad de arreglos laborales favorables a la familia, incluido el teletrabajo, los tiempos de inicio y finalización, el banco de tiempo y la capacidad de trabajar semanas condensadas, la promoción de la participación de las mujeres en puestos directivos y de liderazgo y la promoción de entornos laborales libres de violencia y acoso como algunas de las formas concretas en que las empresas y los gobiernos pueden hacer más para apoyar a las mujeres en el mercado laboral.