El detenido gritó a los agentes de la Guardia Civil y a la familia de su exmujer cuando fue engrilletado

El Yoyas: «¡No sabéis quién soy yo!»

13/01/2018

«¡No sabéis quién soy yo, tengo muchos abogados!» gritó Carlos Navarro, el Yoyas, a los guardias civiles que lo detuvieron en la madrugada del jueves tras la denuncia interpuesta por su expareja, la grancanaria Fayna Bethencourt. En sede judicial, el investigado llamó «feminista» y «odia hombres» a la magistrada instructora del caso.

Las Palmas de Gran Canaria

El polémico exconcursante de Gran Hermano protagonizó un desagradable incidente cuando iba a ser detenido por una pareja de agentes de la Guardia Civil en el domicilio de los padres de la denunciante Fayna Bethencourt, en Pozo Izquierdo. Si bien y según testigos presenciales no opuso resistencia a la detención, sí que mostró ante los agentes una actitud prepotente y despectiva profiriendo amenazas en tono despectivo tales como «¡no sabéis quién soy yo, tengo muchos abogados!», y también gritaba dirigiéndose a la vivienda de sus suegros diciendo «¡mirad lo que me habéis hecho, que mis hijos vean como me detienen!».

Antes de su traslado a las dependencias oficiales, los agentes de la Guardia Civil permitieron al Yoyas recoger sus pertenencias en el vehículo de alquiler que había contratado a su llegada a Gran Canaria y fue conducido por una unidad con vehículo mampara de la Policía Local de Agüimes hasta el cuartel donde pasó la noche en los calabozos.

Llamó a la magistrada «feminista» y «odia hombres»

El Yoyas, que en un primer momento se negó a identificar de forma despectiva a los agentes de la Policía Local aunque accedió posteriormente, ya en el vehículo policial, se mostró muy nervioso, profiriendo gritos insultos contra su pareja y golpeando con las manos el interior de la mampara. Cuando prestó declaración el jueves ante la magistrada, el Yoyas siguió con su actitud beligerante y, según fuentes consultadas, llegó a llamar «feminista» y «odia hombres» a la instructora del caso, que dispuso que quedase en libertad provisional con medidas civiles y penales como presunto autor de delitos de coacciones en el ámbito familiar, maltrato, amenazas y vejaciones injustas hacia su aún esposa, Fayna Bethencourt.

El Yoyas abandonó este viernes la isla de Gran Canaria a primera hora rumbo a Barcelona y a su llegada al aeropuerto de El Prat no quiso hacer declaraciones, aunque se quejó de que la familia de su exmujer y la propia protagonista no le habían dejado «ver a mis hijos. No puedo hablar más porque todo está en el juzgado», dijo a periodistas que lo esperaron en la terminal.

El Yoyas: «¡No sabéis quién soy yo!»
El ‘destierro’, una medida poco usual.

La medida de alejamiento de su pareja y los hijos y la prohibición de residir en Gran Canaria dictada por la magistrada a Carlos Navarro el Yoyas es poco usual en estos casos de violencia de género. La protección de la víctima y los dos hijos de ambos ha sido determinante para que la instructora, en lugar de pedir que le colocaran una pulsera de seguimiento o dictar una simple orden de alejamiento, haya determinado que el acusado tuviese que abandonar la isla en un plazo máximo de 24 horas.