CUENTOS CHINOS

Dos buenas yoyas...

12/01/2018

Dos buenas yoyas es lo que se merece el personaje televisivo que ha sacudido la actualidad informativa en el ámbito judicial, de sucesos y hasta social, no solo de la isla, sino de medio país. La detención y puesta a disposición judicial de Carlos Navarro, conocido como El Yoyas, un joven que saltó a la fama cuando participó en el programa Gran Hermano y mostró malos modales, escasa educación y un carácter muy agresivo ha sido una de las noticias de este jueves. Pues ahora, todas esas tristes características las ha (presuntamente) desarrollado al extremo al haber sido detenido por la Guardia Civil y acusado por la magistrada Virginia Peña de supuestos delitos de coacciones en el ámbito familiar, maltrato, amenazas y vejaciones injustas hacia su esposa, la grancanaria Fayna Bethencourt.

«Adiós amigo, no vengas más por aquí que en Canarias bastantes problemas tenemos ya»

Aunque solo ha admitido que amenazó a la persona que en la actualidad está relacionada con la que aún es su mujer, negó el resto de acusaciones. Un capítulo lamentable que vuelve a colocar a la lacra de la violencia de género en primera plana de las cabeceras nacionales.

Es presunto, no está condenado y va a ser juzgado, pero la trayectoria de este personaje no merece el respeto que se le presupone, más aún cuando ha sido acusado de maltratar, amenazar, vejar y coaccionar a la mujer que le ha acompañado y aguantado carros y carretones desde 2001 debido a sus continuas salidas de tono.

El Yoyas -es que hasta su sobrenombre es lamentable-, ha sido expulsado de la isla por orden de la jueza. Adiós amigo, no vengas más por aquí que en Canarias bastantes problemas tenemos ya como para tener que estar aguantando rémoras llegadas desde más allá del Estrecho de Gibraltar.

Repito, es presunto, pero el mero hecho de haber sido protagonista de un suceso tan lamentable y encima después de haber ocupado cientos de minutos televisivos mostrando su cara más desagradable y agresiva, le etiqueta como un indeseable que sobra en esta tierra.

La violencia de género es una lacra que ha acabado con la vida de más de 1.000 mujeres en los últimos 14 años en España y, aunque se trabaja de manera intensiva para combatirla, todo esfuerzo es poco... Al menos, El Yoyas se pensará a partir de ahora más de una vez cuando pretenda levantarle la voz a alguien. El resto, sobra ni siquiera nombrarlo aunque si no recapacita, siempre habrá una buena celda vacía esperándole.