Fue el primer expulsado de la historia de Gran Hermano por cuestiones disciplinarias

El Yoyas, otra vez expulsado

    Cargando reproductor ...
12/01/2018

Desde que saltó a la fama en el año 2001, con su entrada en la casa de Gran Hermano, ‘El Yoyas’ no ha parado de protagonizar escándalos en la pequeña pantalla. Carlos Navarro, que se hizo famoso con su mítica frase «le voy a dar dos yoyas», fue el primer expulsado por motivos disciplinarios de la historia del programa.

Las Palmas de Gran Canaria

Conoció en la casa de Telecinco a la que hasta hace no mucho era su mujer, la canaria Fayna Bethencourt. La misma que lo ha denunciado por presunto maltrato diecisiete años después. El catalán ha sido expulsado de Gran Canaria, pero esta vez no hay show, ni audiencias, ni televidentes. Es una de las medidas cautelares adoptadas por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Telde, donde ha quedado en libertad provisional omo presunto autor de coacciones en el ámbito familiar, maltrato, amenazas y vejaciones injustas.

Su carrera televisiva, siempre polémica

Tras su paso por Guadalix, y con el dudoso honor de ser el primer expulsado por la dirección del programa, El Yoyas no ha parado de aparecer en numerosos programas. Desde enfrentarse a quien hiciera falta en el plató de Crónicas Marcianas, donde llegó a agredir físicamente a un espectador del público, hasta expresar sus opiniones políticas en tertulias, o acompañar a Jordi Évole durante algunos programas de Salvados.

Ha arremetido contra inmigrantes, mujeres e independentistas

En estas tertulias no era muy difícil verlo en un estado latente de nerviosismo. Con su particular método de debates, Carlos Navarro siempre pasaba el límite, lo que en materia de audiencias era muy rentable para las cadenas. Se ha metido con los independentistas catalanes, ha arremetido contra una mujer inmigrante, llegando a gritarle «silencio mujer» en una clara demostración del machismo más rancio.

Etapa en política

El catalán también ha tenido tiempo para experimentar la vida pública desde la política. Consiguió acta de concejal tras cosechar 339 votos en Vilanova del Camí (Barcelona), donde se presentaba como candidato a la Alcaldía por el partido Derecho Ciudadanía y Democracia (Decide).