01/06/2018

El organismo colegial afirma que de confirmarse una clausura definitiva y no de carácter técnico se «informaría de los pasos a dar a todos aquellos pacientes que lo necesitaran».

ETIQUETAS:

Carlos S. Beltrán / Las Palmas de Gran Canaria

La clausura de un día para otro y sin previo aviso de la sede de iDental, ubicada en la calle Venegas en Las Palmas de Gran Canaria, sigue rodeada de algunas incógnitas, sobre todo por el anuncio a través de un cartel en su puerta de que el cierre se debe a motivos técnicos y no a la cascada de cierres de estas clínicas low cost en varios puntos de España. Ante esta situación, el Colegio Oficial de Dentistas de Las Palmas mostró ayer cierta cautela ante dicho anunció. Así, apuntó que «en este momento, solo podemos hablar de un cierre técnico, no definitivo. En el Colegio de Dentistas de Las Palmas nos estamos coordinando tanto con el Servicio de Autorización y Acreditación como con la Dirección General de Comercio y Consumo, puesto que son estos los órganos competentes del Gobierno de Canarias», apuntaron ayer.

En este sentido, el órgano colegial recuerda a los afectados por el repentino cierre que «el Colegio de Dentistas de Las Palmas no puede actuar contra sociedades mercantiles no profesionales que sean titulares de clínica dentales por no tener competencias para ello. No obstante, en estos casos, la entidad colegial remite siempre las actuaciones a quienes puedan ser competentes, ya sea la Dirección General de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias, ya sea la Oficina de Defensa de los Derechos de los Usuarios Sanitarios de la Consejería de Sanidad».

Tratamiento. Donde sí interviene en el caso de reclamaciones ante sociedades no profesionales, es en aclarar si «la actuación de los dentistas que han efectuado el diagnóstico o tratamiento reclamados ha sido la correcta o si, por el contrario, se han producido infracciones éticas o deontológicas», como aseguran decenas de afectados en Gran Canaria y agrupados en la Plataforma de Afectados por iDental que cifran mil personas.

«De momento, a día de hoy, solo podemos hablar de un cierre motivado por causas técnicas. Si se confirmara un cierre definitivo, pediríamos a los organismos públicos competentes que ejercieran sus potestades en beneficio de los pacientes, de los dentistas y de los profesionales sanitarios o no afectados por tal cierre, ofreciéndoles a todos ellos la absoluta colaboración del Colegio», subrayó ayer Francisco Cabrera Panasco, presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas.

En cualquier caso y ante las dudas que pueden estar surgiendo a los pacientes de dicha clínica recuerdan que «en el caso de confirmación de cierre, quedaría asimismo, a disposición de los colegiados afectados para informarles sobre las posibles líneas de actuación a emprender para la defensa de los derechos que les asisten».