La sede de iDental de la capital grancanaria cierra tras la denuncia de sus clientes

En los últimos días han cerrado sedes en toda España por el impago de alquileres y del sueldo de sus trabajadores, bajo la tormenta de la entrada en una posible suspensión de pagos mientras la Fiscalía Provincial de Las Palmas investiga a la cadena en varios puntos del país.

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN

La sede de la franquicia iDental ubicada en el número 39 de la calle Venegas, de la capital grancanaria cerró sus puertas sin previo aviso tras acumular una gran cantidad de denuncias y quejas entre sus pacientes. En la puerta de acceso solo cuelga un simple cartel en el que los responsables achacan el cierre a motivos técnicos, solicitando la compresión de los afectados y poniendo a su disposición un número de contacto para cualquier consulta, un número registrado en Madrid. «La Plataforma de Afectados por iDental Las Palmas, con más de 1.000 personas en sus filas, considera que este cierre ha sido un gran logro tras numerosas denuncias contra la clínica por mala praxis, estafa y lesiones», publicaron ayer en sus redes sociales que suman a más de un millar de afectados solo en Las Palmas.

Este no ha sido el único cierre de una de las sedes de la compañía que se vendía como el low cost de la odontología. «iDental también ha decidido echar el cierre de las sucursales de Barcelona, Granada, Santander y Zaragoza, dejando a cientos de afectados con sus tratamientos interrumpidos. Los miembros la plataforma aseguran que no tienen claro qué va a pasar con ellos ahora y con sus tratamientos», señalan los afectados.

Cabe recordar que la Fiscalía Provincial de Las Palmas estudia una demanda contra iDental Las Palmas, las clínicas dentales sobre las que numerosos clientes han presentado denuncias, tanto por lesiones como por estafa en los tratamientos que se realizaron en sus instalaciones. Algunas ya se han incoado y otras se han archivado, según fuentes del Ministerio Público consultadas por CANARIAS7.

Las incoadas están siendo sometidas a un estudio concienzudo por parte de la acusación pública, mientras que las que se han archivado han sido notificadas a los denunciantes.

El cierre de la sede de Las Palmas de Gran Canaria no fue el primero y tampoco será el último. Las primeras en ser clausuradas fueron las clínicas ubicadas en Madrid y en Sevilla, que echaron el cierre hace unas semanas. A lo largo de estos días se han ido sucediendo uno detrás de otro, como el caso de iDental de Santander, por desahucio; la clínica de Barcelona, que cerró sin dar ninguna explicación, al igual que la de la capital grancanaria. Según publican medios especializados en el sector sanitario, como Con Salud, los cierres se deben tanto a la lluvia de demandas y denuncias presentadas en toda España, como al impago de alquileres, del sueldo de sus trabajadores y a la creciente deuda que acumula.

Según publicó ayer el digital Valenciaplaza.com, Juan Garrido, director de Weston Hill -el fondo propietario de iDental- niega tajantemente que la empresa alicantina vaya a la suspensión de pagos. Su afirmación llega días después de que el exdirector de la empresa de servicios odontológicos, Luis Sans, vaticinará «la posible entrada en concurso de acreedores», tal y como recogió Valencia Plaza. Además, relevó que la empresa está en negociaciones con varios fondos interesados en invertir en la empresa.

«Luis Sans ha sido cesado de todos sus cargos en el grupo Weston Hill por indicios de irregularidades y mala gestión. Se está procediendo a su cese en las demás empresas del grupo en donde estaba involucrado», defendió Juan Garrido en una nota enviada al digital valenciano y reproducida en su web. El cese estaría motivado por la revelación de la fragilidad financiera de la empresa.