Caballo en mal estado rescatado por el Seprona. / Europa Press

Detenidos por maltrato animal en un falso albergue en Valleseco

Tres arrestados y un investigado tras realizar una inspección en una finca y haber animales en mal estado de salud.

EUROPA PRESS Las Palmas de Gran Canaria

La Patrulla del Seprona de Santa María de Guía, ha detenido entre el 27 de julio y el 11 de octubre a tres personas e investigado a una cuarta como presuntos autores de un delito de maltrato animal al ser los propietarios y responsables del cuidado de animales que estaban en mal estado y que fueron intervenidos en una finca particular en Firgas, así como en un falso albergue ubicado en Valleseco.

La actuación en la finca de Firgas se realizó el 27 de julio cuando agentes del Seprona de Santa María de Guía, a raíz de solicitud de la Concejalía de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Firgas, realizó una inspección en dicho lugar tras tener conocimiento de que en esta finca podría haber animales en mal estado de salud, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

En esta inspección hallaron dos caballos en un estado de delgadez «muy preocupante» y falta de condiciones mínimas de higiene, por lo que los dos equinos fueron intervenidos y llevados a un centro hípico donda actualmente se encuentran recuperándose satisfactoriamente. El traslado de los animales se realizó en coordinación con el Ayuntamiento de Firgas, que facilitó los medios para el transporte.

Así, por estos hechos, los agentes detuvieron a dos personas e investigaron a una tercera como presuntos autores de un delito de maltrato animal al ser los propietarios y responsables del cuidado de los animales intervenidos en dicha finca de Firgas.

Posteriormente, los agentes del Seprona continuaron con las pesquisas policiales que llevarían a la identificación de una cuarta persona relacionada con estos caballos hallados en mal estado. En concreto, descubrieron que esta persona se erigía de manera fraudulenta como propietario de un refugio de animales ubicado en Valleseco, siendo una finca particular que aún teniendo el REGAC (Registro de Explotaciones Ganaderas de Canarias) en vigor no estaba dado de alta como refugio.

De este modo , incumplía los requisitos necesarios para el cuidado y mantenimiento de los animales, información que llegó a confundir a diferentes propietarios de animales de las islas, propietarios que contactaron con él para dejar a sus animales en el falso albergue, pensando que era un «lugar idóneo» para el alojamiento y el cuidado de sus animales.

Sin embargo, en la inspección que realizaron los agentes en compañía de una veterinaria colaboradora localizaron perros en un terreno cercado, lleno de heces y con unas condiciones higiénicas deplorables. Los animales se encontraban en «muy malas» condiciones higiénico-sanitarias y en un estado de delgadez «muy preocupante, presentando un estado visual enfermizo que hacía temer por sus vidas».

En concreto, los informes veterinarios posteriores determinaron que los perros además de la delgadez más que evidente, presentaban una gran infestación por pulgas, dermatitis con pérdida de porciones de pelaje (alopecia), heridas infecciosas en los ojos, orejas sangrantes por picaduras de moscas, gran cantidad de parásitos internos, presentando tres de ellos a su vez filaria.

Esto motivó que los agentes, en colaboración con el Ayuntamiento de Valleseco, interviniera los cuatro perros que fueron llevados al Albergue Insular de Bañaderos, donde están recuperándose. Además se detuvo al propietario y cuidador de los perros como autor de un presunto delito de maltrato animal, quedando las Diligencias a disposición del Juzgado de Instrucción de Arucas.

Se da la circunstancia que tras el análisis documental exhaustivo que realizó el Seprona en esta investigación, pudo determinar que desde el año 2018 y hasta la fecha actual fallecieron al menos cuatro caballos por diferentes motivos (ajenos al fallecimiento natural por edad) y dos más fueron hallados en malas condiciones de salud mientras se encontraban a cargo de esta persona.