Cinco detenidos por vender cocaína y hachís en el Cruce de Arinaga

17/05/2018

Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Las Palmas y miembros de la Agencia Tributaria desmantelaron un punto de venta de cocaína y hachís en una vivienda del Polígono Residencial del Cruce de Arinaga. Los cinco detenidos habían bunkerizado la casa donde vendían los estupefacientes.

Miembros de la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en Canarias y agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (E.D.O.A.) de la Guardia Civil de la Comandancia de Las Palma asestaron un duro golpe al tráfico y menudeo de estupefacientes en el Sureste de Gran Canaria el pasado lunes 7 de mayo con la entrada y registros en varios domicilios del municipio de Agüimes y con la detención de cinco personas, de entre 40 años, y de un menor de edad en una vivienda de la Urbanización Roque Nublo, del Polígono Residencial del Cruce de Arinaga. Unas pesquisas que arrancaron a finales del pasado año. Todos están acusados de un delito de tráfico de drogas. Cuatro de los detenidos ingresaron en prisión tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad de Telde junto con las diligencias desarrolladas, según confirmaron fuentes cercanas a los hechos. En el caso del menor de edad, de 17 años, los hechos fueron puestos en conocimiento de la Sección de Menores de la Fiscalía Provincial de Las Palmas. La vivienda donde se efectuaron las detenciones dentro de este operativo antidroga, era usada como base operativa para la distribución y venta de estupefacientes, principalmente cocaína y hachís, había sido acondicionada por sus propietarios como un auténtico búnker para evitar la entrada en la misma sin consentimiento y/o conocimiento de sus residentes.

Medidas de seguridad

Al parecer, la puerta principal de la vivienda había sido condenada para su uso normal y los propietarios habían habilitado una segunda entrada a la vivienda, en la parte trasera de la misma, con el fin de controlar cada uno de los movimientos. Un acceso más discreto y que solo conocían quienes frecuentaban dicha vivienda.

La puerta de acceso a la vivienda además había sido reforzada con un blindaje especial y contaba con una plancha gruesa de hierro. Este proceso de bunkerización lo habían repetido en cada unas de las ventanas de la vivienda unifamiliar, ubicada en la Urbanización Roque Nublo en el Polígono Residencial del Cruce de Arinaga.

Cada de ellas había sido reforzada sumando a dicho reforzamiento placas gruesas de metal, el mismo método empleado en cada una de las puertas de la vivienda. Todo estos cambios tenían el fin último, según confirmaron ayer fuentes cercanas a las pesquisas, evitar la entrada y registro de los cuerpos policiales y también evitar ser víctimas de otras bandas de narcotraficantes, con el conocido como método del vuelco consistente en robarles la droga

Por si fueran pocas medidas de seguridad a todas esto se sumaba un circuito de videovigilancia en todo el perímetro de la vivienda, que grababa de forma oculta y discreta durante todo el día. Una vez se accedía al interior de la vivienda por la segunda puerta creada en la trasera de la casa esta daba a un largo y estrecho pasillo, poco iluminado, que terminaba en otra puerta blindada de hierro con una ventana a cierta altura, justo para poder efectuar los intercambios de droga, principalmente cocaína, con los consumidores y clientes que acudían hasta la citada casa.

Las medidas tomadas por los ahora detenidos complicaron la entrada y registro de los agentes durante el operativo desarrollado el pasado lunes 7 de mayo. Entre los cinco arrestados se encuentra el presunto cabecilla de esta red de narcotraficantes.

Efectivos intervenidos en el registro

Durante el registro efectuado en la vivienda bunkerizada en la Urbanización Roque Nublo, en el Polígono Residencial del Cruce de Arinaga, los agentes de la Guardia Civil y el personal de la Agencia Tributaria decomisaron un kilo de hachís, 100 gramos de cocaína, diversas armas blancas y unos 20.000 euros en efectivo. A todo esto se sumó el hallazgo de un revólver que está siendo analizado para averiguar su procedencia y si está involucrado en algún delito previo.