Sucesos

A prisión por quebrantamiento tras entregarse al juez

02/08/2018

La magistrada Virginia Peña ha determinado el ingreso en prisión de Eduardo S. G. por un delito de quebrantamiento de condena al vulnerar la orden de alejamiento que tenía con su ex pareja sentimental, después de que se entregara voluntariamente ante la autoridad judicial en el Juzgado de Guardia de Telde.

La magistrada Virginia Peña ha determinado el ingreso en prisión de Eduardo S. G. por un delito de quebrantamiento de condena al vulnerar la orden de alejamiento que tenía con su ex pareja sentimental, después de que se entregara voluntariamente ante la autoridad judicial en el juzgado de guardia de Telde.

Eduardo S.G. se entregó de manera voluntaria después de estar en busca desde la noche del pasado domingo tras haber protagonizado un serio altercado con efectivos de la Policía Nacional. El detenido aceptó el acuerdo de conformidad al que llegó con el asesoramiento de su abogado Emilio Collazos, e ingresó en prisión por vulnerar la orden de alejamiento que tenía con su ex pareja sentimental, aunque aún tendrá pendiente el juicio por atentado a la autoridad tras la fuga.

Eduardo primero se dirigió a las dependencias de la Policía Nacional de Telde para luego ir al juzgado, donde permaneció en los calabozos tras haber sido acompañado en todo momento por miembros del Servicio de Atención Familiar (SAF) de la Policía Nacional en una entrega previamente informada a la autoridad judicial, que supervisó el proceso. El joven, de 28 años, mostró una actitud conciliadora y fue colaborador a la hora de presentarse ante la magistrada, momento en el que se encontraban efectivos de la policía y miembros de su familia, que han jugado un importante papel de mediadores para que depusiese su actitud de rebeldía. Eduardo S. G. estaba huido desde el pasado domingo tras presuntamente protagonizar una fuga en la que hubo tiros por parte de agentes de la Policía Nacional en Maspalomas, antes de huir a pie por un barranco sin sus pertenencias encima. El joven de 28 años y que sostiene que no tenía armas de fuego reales, embistió a los agentes con su vehículo antes de darse a la fuga. Por este motivo, su familia incluso hizo un llamamiento en las páginas de CANARIAS7 para que se entregase a la Policía Nacional, algo que finalmente sucedió en la mañana de este jueves.

El acusado tiene tres asuntos contra él: unas diligencias previas por quebrantamiento de condena, un juicio rápido por quebrantamiento de condena y atentado, y una denuncia por publicación de datos de su pareja en redes sociales.