La madre de la víctima del crimen del bidón: «Ella lo tenía preparado»

26/04/2019

María Jesús Gil se lamenta de haber caído en el engaño de Sira María, la mujer acusada de haber acabado con la vida de su hijo Daniel: «Ha sido cruel y se merece el mayor de los castigos».

ETIQUETAS:

«No fue un accidente como ha tratado de explicar ella, fue algo premeditado y que había estudiado porque no se entiende de otra manera todo lo que hizo con mi hijo y nuestra familia. Ha sido una persona cruel y se merece el mayor de los castigos». De esta manera tan gráfica expresó María Jesús Gil –madre de Daniel Gil–, el calvario que ha estado sufriendo desde marzo de 2016. Fue en esa época cuando Sira María Q.N., la expareja de Daniel, acabó presuntamente con su vida tras asestarle tres puñaladas en el domicilio que compartían en Telde, para luego meter su cuerpo en un bidón que compró en Leroy Merlín, tenerlo tres meses en la casa, llevarlo posteriormente a dos viviendas en La Isleta y tirarlo finalmente al mar en Los Nidillos, cerca de El Confital. Una rocambolesca historia por la que esta acusada se enfrenta a 19 años de prisión por homicidio, estafa y apropiación indebida.

La madre relata con angustia cómo Sira María les engañó haciéndoles creer que había dado a luz de gemelos y estaba en Madrid acompañada de Daniel, cuando realmente lo había matado y su interés era conseguir que le ingresaran dinero bajo la falsa apariencia de que lo necesitaban para costearse el día a día en la capital de España: «La ilusión de él era ser padre y mira por donde le salió todo a mi hijo... Ella estuvo viviendo conmigo en mi casa durante meses pero jamás sospechamos nada de cómo era ella realmente y cuáles eran sus intenciones», narra la madre, que lleva tatuado –entre otros– el nombre del fallecido en su brazo.

«Mi hijo desapareció tres meses y yo lo llamaba y escribía sin parar, pero mucho antes, cuando estaban ya viviendo juntos, ella nos había dicho que prohibía las llamadas. Luego, cuando en teoría había dado a luz dos niños y estaba, según nos contó, en Madrid con uno de ellos hospitalizado. Nos hablaba del móvil de mi hijo y se hacía pasar por él dándonos información de cómo estaban los niños. Nos decía que le mandásemos dinero porque no tenían para mantenerse. Nunca desconfié porque es algo que jamás una se espera, pero así fue y nos equivocamos al fiarnos de una persona así», relató.

Cargando reproductor ...