El TSJC le apercibe por desconsideración a sus compañeros

El juez Alba, multado con 500 euros por grabar a sus colegas

16/12/2017

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior canario impuso ayer al magistrado Salvador Alba una multa de 500 euros y un apercibimiento como autor de una falta leve de desconsideración, por grabar clandestinamente a sus compañeros de tribunal mientras charlaban en la Audiencia.

El máximo órgano rector de la judicatura en Canarias, la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia, aprobó en su sesión de ayer por unanimidad de los miembros presentes en la deliberación la propuesta de resolución planteada por el promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial para ejecutar el expediente abierto al magistrado Salvador Alba por grabar clandestinamente a sus compañeros con un apercibimiento por escrito y una multa de 500 euros, como autor de una «falta leve» de desconsideración a sus compañeros.

Alba fue denunciado por la asociación Jueces para la Democracia en noviembre de 2016 cuando, en pleno escándalo del Albagate, trascendió que había activado una grabadora durante una reunión informal con los otros cuatro magistrados que en aquella época componían la Sección Sexta de la Audiencia Provincial (el presidente Emilio Moya y los magistrados Carlos Vielba y José Luis Goizueta, además del propio Alba), había registrado más de 15 minutos de conversación privada y la había aportado a una investigación –hoy archivada en firme– en la que pretendía demostrar que sufría presiones por parte de diversos sectores profesionales para archivar la causa contra el empresario Miguel Ángel Ramírez.

El anterior promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo, Antonio Jesús Fonseca, propuso en su día archivar el expediente al entender que los hechos no eran constitutivos de infracción disciplinaria, pero la Comisión Permanente del Gobierno de los jueces le obligó a reabrir el caso. Finalmente, tras la dimisión de Fonseca, fue el actual promotor, Ricardo Conde, quien elevó la propuesta de resolución que en este caso competía tomar en consideración a la Sala de Gobierno autonómica, como avanzó este periódico en exclusiva el pasado 21 de noviembre.

Salvador Alba se encuentra en la actualidad pendiente de una investigación ante la Sala de lo Penal del TSJC por la presunta comisión de cinco delitos en el Albagate.