Vacuna y preservativo para prevenir el papiloma humano

05/03/2020

El Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Materno Infantil de Canarias ha informado sobre la prevención del cáncer de cervix y las patologías asociadas al Virus del Papiloma Humano (VPH), destacando la vacunación y el preservativo como mejores vías de prevención.

Según informa la Consejería de Sanidad, la subdirectora del área materno-infantil, Sira Alonso-Graña, el jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Complejo Hospitalario, José Ángel García, los especialistas en Obstetricia y Ginecología, Elena Cortés y Norberto Medina y el jefe de Sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del SCS, Amós García, han resaltado durante una rueda de prensa la importancia de la utilización correcta y consistente del preservativo, que ofrece una alta protección frente a esta infección.

También han insistido en la vacunación frente al virus del papiloma, pilar fundamental de prevención de la infección, de la circulación viral y del desarrollo de lesiones en todas las dianas susceptibles de ser afectadas por el VPH.

En concreto, Amós García ha trasladado que "las vacunas frente al virus son totalmente seguras", mientras que los especialistas han recordado que "es fundamental el seguimiento de los programas de cribado del cáncer de cuello uterino que permiten la detección y tratamiento de lesiones precursoras para evitar la progresión a cáncer".

Estos programas, de acuerdo a las directrices del Ministerio de Sanidad, están siendo revisados en las diferentes Comunidades Autónomas para implementar programas de base poblacional que garanticen la equidad en todas las mujeres.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día 1 millón de personas en el mundo contrae una infección de transmisión sexual (ITS), siendo la más frecuente la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH).

Si bien en la mayor parte de las ocasiones remite sin dejar ningún tipo de secuelas, hay un porcentaje en torno a un 10-20% de los casos en los que la infección persiste a lo largo del tiempo pudiendo dar lugar a la aparición de lesiones y cáncer en diferentes localizaciones.