Realizan una prueba pcr a un pasajero que llega de Italia en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles,. / m. tama / afp

Los no vacunados tendrían nueve veces más riesgo de muerte por covid

Un estudio del Instituto Superior de Sanidad italiano señala también que los ingresos en la UCI se multiplican por 16 en la población que se niega a inmunizarse

DIANA MARTÍNEZ

La nueva variante Ómicron agrava la ya de por sí complicada pandemia de la covid-19 en el mundo. Una amenaza aún mayor debido a las personas que todavía no se han vacunado contra el virus, lo que aumenta día a día los casos positivos. De hecho, un informe del Instituto Superior de Sanidad de Italia (ISS) conocido este sábado ha revelado que el riesgo de muerte es nueve veces superior entre la población no inoculada, mientras que el riesgo de ingreso en cuidados intensivos se multiplica por 16. «En comparación con quien lleva menos de cinco meses con alguna dosis, el riesgo de hospitalización es diez veces mayor», afirman.

El documento recoge que en los últimos treinta días en Italia «hay una mayor incidencia de casos diagnosticados en la población no vacunada». En concreto, su tasa de hospitalización (262 casos por 100.000) «muestra que es unas siete veces superior» a la de las personas inoculadas en los últimos cinco meses (39 ) y seis veces más para quienes tienen la dosis desde hace más tiempo (43).

La mortalidad también cuenta con índices mayores entre las personas que no han recibido aún ninguna dosis. Según el estudio, es entre siete y nueve veces superior. La situación es dramática en el país transalpino. Sólo el viernes se contabilizaron más de 9.650 casos positivos y 74 decesos. En total, desde el inicio de la pandemia acumula 4,7 millones de contagiados y 134.077 muertes.

Mientras, la comunidad internacional analiza atentamente el avance de Ómicron. Más de una semana después de que Sudáfrica anunciara su detección, la nueva variante ya ha sido registrada en 38 países. Entre ellos, Estados Unidos, México, España, Alemania, Noruega, Islandia, Australia, Túnez o Singapur. De hecho, en Sudáfrica ya es prevalente y las autoridades sanitarias han informado de un aumento de las infecciones en los niños, aunque se desconoce si hay relación. Un estudio de este país indicó que el riesgo de volver a contraer la covid-19 es tres veces mayor con esta variante que con beta y delta.

Avalancha de restricciones

Desde la aparición de la contagiosa delta, ahora dominante en el mundo, una variante de la covid-19 no había causado tanto pánico, con una avalancha de medidas y restricciones de viaje en todo el mundo. Irlanda anunció el viernes por la noche varias medidas, entre ellas el cierre de discotecas del 7 de diciembre al 9 de enero. Brasil ha suspendido las festividades de año nuevo y Alemania ha impuesto fuertes restricciones a las personas no vacunadas, que estarán prácticamente confinadas, como en Austria.

En el país germano la canciller saliente Angela Merkel, que abandonará el poder la próxima semana, volvió a defender la vacunación en su último vídeo. «Se lo pido una vez más, con insistencia, tómense este pérfido virus en serio. La nueva variante Ómicron parece más contagiosa. Vacúnense. No importa si se trata de una primera dosis o de refuerzo. Toda inoculación es útil», afirmó. Esta nueva ola en Alemania es «muy grave» e incluso «dramática» en algunas regiones, donde las unidades de cuidados intensivos están sobrecargadas. «Esto podría haberse evitado. Con vacunas eficaces y seguras, tenemos la solución a mano», insistió.

Sin embargo, también se suceden las protestas contra las restricciones sanitarias en varios países europeos. Más de 40.000 personas salieron a la calle este sábado en Viena para quejarse por el cierre y los planes para convertir las vacunas en obligatorias con el objetivo de frenar la pandemia. También en Holanda, miles de personas se manifestaron en la ciudad de Utrecht contra las restricciones que entraron en vigor el fin de semana pasado. Y en Alemania, media docena de periodistas resultaron heridos leves durante una protesta no autorizada contra las últimas medidas del Gobierno.

La nueva cepa del coronavirus amenaza la economía mundial

Casi cuarenta países han registrado en la última semana casos positivos de la nueva cepa del coronavirus. En esta tesitura, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, indicó que Ómicron puede desacelerar la recuperación y forzar a revisar a la baja sus proyecciones económicas globales. «Una nueva variante que puede expandirse rápidamente puede hacer mella en la confianza y, en este sentido, probablemente veremos recortes sobre nuestras proyecciones de octubre sobre crecimiento global», señaló.

En esa última estimación, el FMI ya había recortado su optimismo, estimando un crecimiento del PIB mundial del 5,9% en 2021 en vez del 6% anterior. Además, para 2022, esperan un progreso del 4,9%.

A finales de la semana pasada ya se registraron fuertes caídas de las bolsas internacionales aunque pudieron recuperarse el lunes siguiente. Uno de los mayores temores tiene que ver con las restricciones tomadas en diferentes países para contener la expansión del virus. Los analistas se cuestionan hasta qué punto estas medidas pueden frenar la recuperación económica tras sufrir los golpes de la crisis sanitaria provocada por la covid.