Varios sanitarios atienden a un paciente de covid. / R. C.

Descienden los nuevos contagios y aumentan los fallecidos por la pandemia

El ministerio informa de 34.899 infectados y de 515 fallecidos en una sola jornada y la IA también baja por primera vez en tres semanas

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁN Madrid

La tercera ola de la pandemia del coronavirus ofreció ayer un pequeño respiro, pero a un alto coste en vidas humanas. Por el lado positivo, o menos malo, el número de nuevos contagios y la incidencia acumulada (IA, o los infectados detectados por cada 100.000 habitantes en 14 días) descendieron con respecto a jornadas anteriores.

El Ministerio de Sanidad comunicó 34.899 nuevos infectados, unos 5.000 menos que los señalados en el informe precedente. Ya son 2.705.001 las personas contagiadas desde hace casi un año por la covid-19. En cuanto a la IA, este indicador se colocó en 899,93, diez puntos menos que el miércoles. Es el primer descenso de este parámetro desde el 4 de enero. Entonces, hace poco más de tres semanas, la incidencia acumulada en España estaba en 272,22 casos.

El indicador que sigue al alza, lamentablemente, es el de los fallecidos. El departamento dirigido por Carolina Darias comunicó que otras 515 personas habían perdido la vida por culpa de la covid-19. Es la tercera cifra más alta desde la desescalada en los informes diarios, sin contar los de fin de semana y la corrección de datos del 4 de noviembre que incorporó más de 1.600 finados. Hay que remontarse hasta el 9 y el 23 de noviembre para hallar una cifra similar (entonces fueron 512 en ambos días). En España, la covid-19 ha acabado con la vida de 57.806 personas, mientras que otras 30.726 permanece ingresadas en los hospitales españoles.

Son 63 pacientes más que en el anterior informe pandémico y ocupan el 24% de las camas disponibles. Supone un descenso del 0,03% con respecto a la jornada anterior. No obstante, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), el doctor Fernando Simón, mostró su preocupación por este alto índice que ha provocado «la suspensión de intervenciones quirúrgicas» en bastantes hospitales y que cuatro comunidades autónomas (las dos Castillas, Comunidad Valenciana y La Rioja) tengan tres de cada diez camas ordinarias destinadas a estos enfermos.

Más preocupante es la presión en las unidades de cuidados intensivos. «Se va a incrementar en los próximos siete o diez días», apuntó el doctor Simón, quien hizo hincapié en el 42,84% de ocupación de las UCI y que seis regiones tienen unos índices superiores a la mitad de las camas.

Indicio esperanzador

Aunque la IA a 14 días bajó este jueves en la media nacional, siete comunidades o ciudades autónomas superan la barrera de los 1.000 casos (Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Melilla, Murcia y La Rioja). Solo Canarias, con 186,45 casos de IA, se mantiene por debajo de los 250 casos, la fronteras denominada por la Organización Mundial de la Salud y el Gobierno como riesgo extremo.

Pero lo que destacó el doctor Simón es que la otra incidencia acumulada, la que controla los cambios en siete días, está situada en menos del 50% que la IA a 14 días (397,49 frente a los 889,93). Esto indica, a juicio del director del CCAES y con «mucha prudencia», que se puede comenzar a hablar de un «probable» descenso en la transmisión del virus.

Un caso en Vigo de la variante sudafricana

El Sistema Nacional de Salud ha detectado el primer caso en España de la variante sudafricana, la B.1.351 clado 20C/501Y.V2. Se trata de un hombre de unos 30 años, vinculado a la industria naval, que viajó a Sudáfrica por motivos laborales. No necesitó ingreso hospitalario, según indicó el Servizo Galego de Sáude. Por otra parte, el doctor Simón indicó que la variante británica será mayoritaria desde finales de febrero o en la primera quincena de marzo.