Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
Imagen de la fachada del CULP derruida. C7

Las piquetas entran en el CULP para liberar el solar de cara a ampliar el Insular

La obra comenzó de forma oficial el pasado mes de octubre y se prevé terminar dentro de cuatro meses

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 18 de diciembre 2023, 18:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La obra de demolición del Colegio Universitario de Las Palmas (CULP) comenzó oficialmente el 16 de octubre, pero no ha sido hasta esta semana cuando se han hecho evidentes. Este lunes las paredes del viejo Colegio Universitario de Las Palmas comenzaron a desaparecer bajo las piquetas. Así como la entrada acristalada del edificio.

La empresa Hercal Diggers, S.L. es la encargada de echar abajo el edificio anexo al Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil por un importe total de 1.705.653 euros y dispone hasta abril para completar los trabajos de demolición.

Con el comienzo del derribo del CULP se inicia el proceso cuya finalidad es destinar la parcela resultante, de 10.724 metros cuadrados, a la construcción de un nuevo edificio de ampliación del hospital Insular de Gran Canaria, edificio que requiere ya una ampliación que permita disponer del espacio necesario para atender la demanda asistencial que cubre el centro hospitalario.

En septiembre de 2022, el Consejo del Gobierno de Canarias aprobó contratar por 2,28 millones de euros las obras del derribo. El concurso de licitación se inició en noviembre de 2022, pero en marzo de este año el expediente volvió a la casilla de salida para rectificar el pliego de condiciones e incluir en el proyecto la presencia de un transformador eléctrico situado en el sótano que debía ser trasladado, ya que nutre de energía al complejo hospitalario. Este el último de los imponderables que sufrió el inicio de esta intervención, retrasada primero por la dificultosa retirada de dos esculturas propiedad del Cabildo de Gran Canaria una escultura y, luego, por la presencia de amianto en su interior. También la demolición, adjudicada en junio, se retrasó por el hallazgo del amianto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios