El salón de actos del colegio Pío XII de Valencia, convertido en un aula. / EFE

Ministerio y comunidades se reúnen para intentar coordinar la vuelta al colegio

Celaá aboga por la presencialidad entre críticas de la oposición y de Unidas Podemos por su «inacción»

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas se reúnen este jueves en una Conferencia Sectorial que debe sentar las bases para el inicio del curso. Sobre la mesa habrá dos protocolos, uno con las medidas que los colegios deben tomar para minimizar los riesgos de contagio y otro con las directrices para actuar en caso de que aparezcan positivos en el centro. Las prisas (el curso comenzará en algunas comunidades la próxima semana), la nula coordinación entre autonomías (algunas ya han elaborado sus propios protocolos sin esperar a la reunión) y la variedad de los asuntos que se tratarán auguran un cónclave complicado y que comienza con muchas preguntas sin respuesta. Las críticas de las autonomías del PP e incluso de los socios del PSOE en el Gobierno, Unidas Podemos, que coinciden en atacar a la ministra Isabel Celaá por su «inacción» y su «falta de liderazgo», han añadido más tensión al encuentro, en el que también participarán los ministros de Sanidad, Salvador Illa, y de Administraciones Públicas, Carolina Darias.

1. ¿Clases presenciales?

El Ministerio quiere que la vuelta a clase sea presencial, y así lo reiteró este miércoles Isabel Celaá. Pero los planes de la mayoría de las comunidades pasan por la semipresencialidad, como ya han esbozado algunas, por ejemplo, Madrid, que el martes presentó su proyecto de inicio de curso. Otras, como País Vasco o Navarra, siguen abogando por la presencialidad. En general, para los niños más pequeños (Infantil, Primaria) y para los primeros cursos de Secundaria, el curso será presencial. Los mayores irán algunos días a la escuela y otros días se quedarán en casa.

2. ¿Medidas de seguridad?

Las clases de la 'era covid' ya no serán como antes. Galicia planteará en la reunión de este jueves que la mascarilla sea obligatoria para todos los alumnos a partir de seis años. Las comunidades también prevén reducir el número de alumnos por clase (el Ministerio ha recomendado que haya entre 15 o 20, aunque no todas podrán cumplirlo), crear las 'aulas burbuja' (que los escolares no tengan contacto con los de otras aulas) o hacer turnos de mañana y tarde, tomar la temperatura a los alumnos y realizar pruebas PCR a los profesores.

3. ¿Más profesores?

Si disminuye el número de alumnos por clase, aumentará el número de aulas y por tanto, las comunidades deberán contratar más profesores. Algunas ya lo han anunciado, como Madrid, que dice necesitar unos 10.000 maestros más, pero no han detallado cómo los van a reclutar. En principio, contarán con la bolsa de las oposiciones anteriores, pero como en tantos otros aspectos, el tiempo se echa encima. Unidas Podemos ha exigido a Celaá que el fondo Covid de 2.000 millones destinado a educación se condicione a la contratación de profesores.

4. ¿Si aparece un positivo?

Éste es el gran temor. Por el momento, Cataluña y Andalucía establecen que si un niño da positivo, todos sus compañeros deberán irse a su casa y realizar una cuarentena de catorce días. Pero según otros protocolos, serán los servicios de salud de cada región los que decidan qué hacer en cada caso.

5. Si mi hijo está en cuarentena, ¿qué hago?

Si un grupo de alumnos tiene que hacer cuarentena porque un compañero ha dado positivo, los padres deberán estar en casa con ellos y no podrán ir a trabajar. La ministra Celaá anunció este miércoles que estudia dos opciones: ofrecer a esos progenitores un permiso retribuido, que habría que negociar con el Ministerio de Trabajo, o concederles una baja laboral que les permita ausentarse de su puesto, posibilidad que se explora con el Ministerio de Sanidad.

6. Tengo miedo y no quiero llevar a mi hijo al colegio

Son los padres 'insumisos', que han comenzado a moverse en las últimas semanas. Con un inicio de curso tan improvisado, no quieren arriesgarse a que sus hijos se contagien y piden libertad para decidir no llevarlos al colegio. El Ministerio insiste en que la educación es obligatoria y Andalucía pide que en la reunión de este jueves quede claro que no cabe la posibilidad de la insumisión. Pero precisamente el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, aseguró este miércoles que hasta los seis años, cuando comienza la obligatoriedad de la educación, los padres son libres de decidir si sus hijos van o no a clase.

El PP pide mascarillas, presencialidad y test para los profesores

El PP reclamó este miércoles al Gobierno un plan de vuelta a las aulas con elementos «claros y coordinados» para todas la autonomías, como test diagnósticos para profesores y trabajadores y, la presencialidad en las aulas para los niños que puedan volver de forma segura, y el uso de mascarillas. La vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, pidió al Gobierno que asuma su responsabilidad en esta materia porque «no la puede delegar o mirar para otro lado».