Imagen de la entrada del centro de salud de Guanarteme en enero de 2022, cuando aún había triaje. / arcadio suárez

El SCS y los médicos pactan medidas para aliviar la saturación de Atención Primaria

Un grupo de trabajo revisará la aplicación de la estrategia para reforzar los centros de salud y calibrará la presión asistencial que sufren

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

La saturación de las consultas de los médicos de familia y los pediatras de los centros de salud de Canarias centró la reunión de más de tres horas mantenida ayer por los responsables del Servicio Canario de Salud y la Asociación de Médicos de Atención Primaria (Amapcan). Un encuentro fructífero en el que se acordó crear un grupo de trabajo para revisar y vigilar la aplicación de la estrategia para el impulso de la Atención Primaria +AP e identificar los servicios que sufren más saturación asistencial, según fuentes de la Consejería de Sanidad.

« No va a ser nada fácil resolver la situación, pero hay pequeñas medidas que se han concretado y seguiremos trabajando», indicó ayer la presidenta de Amapcan, Ana Joyanes.

La desburocratización de las consultas liberando a los médicos de ciertas gestiones y reforzando el papel de los administrativos, el análisis de la presión asistencial y las carencias de cada centro de salud o la flexibilización de las agendas confiriendo más autonomía a los médicos para distribuir el exceso de pacientes son algunas de las medidas abordadas en esta reunión, indicó Joyanes, quien destacó la marcada voluntad de la directora del Servicio Canario de Salud, Elizabeth Hernández, de buscar vías de mejora para la delicada situación de la Atención Primaria en el archipiélago.

El 14 de febrero se ha fijado una nueva reunión para ver cómo se están aplicando las medidas con las que se pretende evitar que los médicos realicen más de 30 consultas por jornada.

«Hay buena voluntad, pero necesitamos soluciones rápido», comenta la portavoz de los médicos de los centros de salud de Canarias.

Reducción de la espera

En algunos centros de salud de Canarias la espera para acceder a un médico de familia supera la semana. Además, las agendas de los galenos incluyen, de forma habitual, unas 40 consultas por turno, a las que hay que otras fuera de cita. Esta sobrecarga de trabajo está llevando a los médicos al límite de su capacidad.

«Soy resistente, pero dan ganas de tirar la toalla», confiesa Ana Joyanes, presidenta de la Asociación de Médicos de Atención Primaria (Amapcan).

Para aligerar la carga de trabajo y ofrecer una atención digna, Amapcan solicita que se establezcan planes especiales para reducir las listas de espera y absorber a pacientes de otros cupos con turnos especiales remunerados, al igual que se hace en las consultas hospitalarias.