Los sindicatos se levantan de la mesa sectorial de Sanidad

Los gestores de la Sanidad pública canaria no asumirán los acuerdos firmados en las mesas sectoriales, lo que empuja a los sindicatos con mayor representatividad a responder con una huelga sanitaria si en el plazo de 15 días el Gobierno de Canarias no desbloquea la situación. La reunión de la mesa sectorial celebrada este jueves acabó cuando los sindicatos se levantaron ante la negativa de la Consejería a rectificar su gestión de la oferta pública de empleo.

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA

La advertencia de las organizaciones sindicales CCOO, CEM, SATSE y UGT de convocar una huelga sanitaria si la consejera de Sanidad, Teresa Cruz, insistía en no respetar los acuerdos firmados en mesa sectorial durante los dos últimos años de la anterior legislatura, se materializará si el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, «no desbloquea esta situación en los próximos quince días» al no considerar a la responsable sanitaria una «interlocutora válida». «Si en este tiempo no obtenemos una respuesta favorable nos veremos abocados a convocar una huelga en la sanidad pública de Canarias», sentencian.

Los cuatro sindicatos con representación mayoritaria en la mesa sectorial de sanidad abandonaron ayer el encuentro con la administración sanitaria tras cerca de tres horas de reunión –se inició a las 10.00 horas– y tras un receso ante su negativa de no rectificar su gestión de anular la oferta pública de empleo (OPE). Además criticaron la ausencia de la consejera de Sanidad y la directora del Servicio Canario de Salud (SCS) en este tercer encuentro entre representantes de los trabajadores y la administración sanitaria, a pesar de que «su presencia hoy (por ayer) era de vital importancia». En su lugar se presentó Francisco Artiles, director de Recursos Humanos.

Los sindicatos Asaca, Intersindical Canaria (IC) y Sepca permanecieron en reunión junto con los técnicos de Sanidad.

El pasado mes de septiembre la consejera de Sanidad, Teresa Cruz, anunciaba que no cumpliría con los acuerdos de la última sectorial –el 7 de agosto– en la que se comprometió a continuar con los plazos decididos al final de la última legislatura para este proceso selectivo y que había arrancado en el mes de mayo o con los exámenes de las categorías de Enfermería, Matronas y Fisioterapeutas a los que se presentaron 10.265 opositores para acceder a 1.280 plazas vacantes.

Respuesta

La Consejería de Sanidad aseguró a través de las redes sociales que «lamenta profundamente» que tres de los seis sindicatos presentes en la mesa optaran por levantarse y abandonar la reunión «a las tres horas de su inicio, al no quedar conformes con las respuestas recibidas a cuestiones ajenas al orden del día», y precisó que «no va cometer la irresponsabilidad de dejar caducar la OPE de 2016». También, aseguró que «seguirá trabajando intensamente en las diferentes convocatorias acumuladas de años anteriores», manteniendo su «voluntad firme de diálogo», escribió en Twitter y Facebook.

Más tarde, en una nota de prensa, Sanidad indicó que remitirá a todas las organizaciones sindicales el texto modificado de las bases de las convocatorias negociadas, «para que en el plazo de 48 horas manifiesten por escrito su conformidad o no».

El aplazamiento de los exámenes de las diferentes categorías del Servicio Canario de la Salud pactadas con el anterior Ejecutivo afectaba a una oferta pública de empleo acumulada de las cuatro OPE en curso, 2016, 2017, 2018, y la de estabilización del empleo temporal por la que llevaban años esperando los trabajadores de la sanidad pública, que buscan acceder a las 7.198 plazas. 1.039 corresponden a facultativos especialistas de área de 44 especialidades, 527 a médicos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, 1.064 a Enfermería, 1.064 a Auxiliares de Enfermería y 664 al grupo de Auxiliares Administrativos, entre otras de un total de 94 categorías profesionales.