VíDEO: Atlas

España llega al puente con la peor situación pandémica en tres meses

La incidencia se sitúa en los 248 casos y la ministra Darias pide «máxima precaución» y cumplir las medidas de protección contra la covid

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

España entra en las festividades de diciembre (puente de la Constitución y Navidad) en la peor situación epidemiológica de los últimos tres meses. Tan incierto se presenta el horizonte que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, pidió este viernes a la ciudadanía «máxima precaución» para evitar un escenario similar al del año pasado, cuando el incremento de contagios durante diciembre provocó una dramática tercera ola. Y eso que todavía queda por calibrar el impacto de que la nueva variante Ómicron pueda tener en el país. Por el momento, solo se han detectado siete casos, y todos leves, aunque los epidemiólogos apuntan a que esta cepa puede ser más contagiosa incluso en las personas vacunadas o que ya han pasado la enfermedad.

En España, la incidencia acumulada escaló hasta los 248,18 casos (14 más que el jueves), la marca más alta desde el 27 de agosto, cuando el país descendía de la explosiva quinta ola, propiciada por los contagios en los viajes de final de curso. Pero ahora, la perspectiva es diferente, en pleno ascenso y sin siquiera intuir dónde se situará la cumbre de la sexta ola tras dos jornadas con los incrementos diarios más altos desde mediados de julio. Además, la incidencia en comunidades como Navarra o el País Vasco (676 y 552 casos, respectivamente) alcanza niveles propios de las peores embestidas del virus.

Según los datos del ministerio, el número de nuevos contagios se mantuvo en los mismos niveles que en días previos. En las últimas 24 horas, Sanidad notificó 13.738 positivos, por encima de los 10.000 tercer día consecutivo. El total de infecciones desde el inicio de la pandemia con prueba positiva se eleva ya hasta los 5.202.958.

Tampoco hubo cambios en los fallecimientos. El departamento de Carolina Darias computó 37 decesos, que llevan el global de óbitos por covid-19 hasta los 88.159, de acuerdo a las estadísticas oficiales. El mal momento pandémico se hace notar también en la presión hospitalaria, que continúa al alza, con las UCI ocupadas por pacientes covid en el 8,84% (8,39% el jueves).

La ministra de Sanidad hizo un llamamiento a la «cultura del cuidado, a la distancia social y al uso de mascarillas, especialmente en interiores, donde sigue siendo obligatoria, frente a las aglomeraciones que estamos viendo en estas fechas próximas a Navidad, con un gran trasiego de gente, especialmente en los entornos comerciales y zonas urbanas».

Carolina Darias recordó algunas de las lecciones de la pandemia, como la de extremar el cuidado en interiores, por «las bajas temperaturas de estas fechas». «Pido que no haya relajación de medidas y que se cumplan al máximo», insistió la ministra, que en las últimas semanas, y con el apoyo de la gran mayoría de las comunidades autónomas, se ha resistido a decretar más restricciones de cara a las Navidades pese al repunte de la incidencia y de los contagios. «Llevamos semanas de incremento sostenido de casos. Pero sabemos cuáles son las medidas que funcionan, la prevención es clave. Sabemos que la mascarilla nos protege contra todas las variantes. La prevención era y sigue siendo nuestra mejor aliada», aseveró la ministra.

Sobre Ómicron, Darias cree que hay que esperar «a que la comunidad científica conozca su impacto real». «Hasta ahora, dicho con toda la prudencia», sostuvo, «las personas con casos confirmados de Ómicron en España están con sintomatología leve».