Borrar
La doctora Marta Lloret, con parte del equipo del servicio de Oncología Radioterápica del hospital Doctor Negrín. COBER

Un edificio soterrado guardará en el Negrín el arma de mayor precisión contra los tumores

Se construirá un búnker de cinco plantas para albergar un equipo de radioterapia de protones, indicada para pacientes pediátricos o con tumores cerebrales

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 1 de febrero 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Canarias tendrá uno de los diez servicios de radioterapia de protones de los que se dotará por primera vez el sistema nacional de salud, un hito sanitario propiciado por la Fundación Amancio Ortega Gaona que donó al Ministerio de Sanidad 280 millones de euros para este fin.

Este ambicioso proyecto será realidad en el plazo de cuatro años y, en el caso de Canarias, se ubicará en el hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, donde se prevé construir un edificio soterrado de cinco plantas, cuatro de ellas bajo tierra.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias aún no ha iniciado el procedimiento para sacar a concurso la redacción del proyecto de construcción de este equipamiento sanitario, algo que sí han hecho comunidades como Galicia y Madrid.

En todo caso, los planes para recibir esta nueva tecnología para combatir el cáncer ya están en marcha con la preparación de acciones formativas en las que, inicialmente, participará una decena de profesionales entre físicos, oncólogos radioterápicos y técnicos, explica la jefa del servicio de Oncología Radioterápica del hospital Doctor Negrín, Marta Lloret.

«La protonterapia es un tipo de radioterapia que pasará a formar parte de nuestro arsenal terapéutico para luchar contra el cáncer», señala la oncóloga radioterápica.

El elemento diferencial de esta técnica es su alta precisión. «Se consigue porque, en lugar de utilizar fotones como en la radioterapia convencional, usa otra partícula, los protones, que por sus características hacen que los tratamientos se puedan conformar y precisar más. Esto se traduce en la posibilidad de llegar a zonas de difícil acceso para los fotones», indica la especialista.

«Los equipos de radioterapia con fotones que tenemos actualmente en Canarias utilizan tecnología muy avanzada que permiten hacer tratamientos de gran calidad. Sin embargo, existen casos en los que es necesario extremar la precisión. Es ahí donde la protonterapia tiene mayor protagonismo», afirma.

Esta capacidad para limitar la radiación a los tejidos dañados hace de la protonterapia una herramienta de gran utilidad para tratar tumores situados en zonas sensibles. «Con este tipo de tratamiento se consigue tratar tumores minimizando la radiación a los tejidos sanos. Esto es lo que hace que la protonterapia esté indicada fundamentalmente en pacientes largos supervivientes, por eso la población diana de este tratamiento es la pediátrica», señala Lloret.

Otro criterio para seleccionar a los pacientes susceptibles de beneficiarse de esta técnica es la localización del tumor. En concreto, la protonterapia está indicada en tumores cerebrales, de la base de cráneo, los metastásicos en la médula espinal y otros tumores situados cerca de órganos sensibles a la radiación, como los de cabeza y cuello. «Los largos supervivientes serán los más beneficiados al minimizar los efectos secundarios de la radioterapia», añade la especialista.

Otros tumores poco respondedores a los tratamientos convencionales como los sarcomas también se podrán beneficiar de este tratamiento.

En marcha en 2026

Una vez se ponga en marcha este equipamiento sanitario en Canarias, previsiblemente en 2026,podrán beneficiarse de él unos 200 pacientes al año, según los cálculos de Lloret. «Es un porcentaje pequeño del total, pero con grandes beneficios para los que reciban este tratamiento. En Canarias se trata cada año a unos 5.000 pacientes con radioterapia», precisa la doctora.

«Hasta hace dos años esta técnica no existía en España. Ahora se ofrece en dos centros privados; el Centro de Protonterapia de QuirónSalud y la Clínica Universidad de Navarra (CUN). Antes había que mandar a los pacientes a Suiza, Italia o Alemania. Eso suponía una carga para las familias de los pacientes con un gran impacto económico y emocional. Ahora podremos tener más cerca y ofrecer a más gente un tratamiento de alta calidad», afirma Lloret sobre este ilusionante proyecto.

En siete comunidades

El Ministerio de Sanidad, gracias a la donación de la Fundación Amancio Ortega Gaona, adquirió diez equipos de protonterapia a la empresa Ion Beam Applications SA por 263.538.000 euros. Estos equipamientos se instalarán en diez hospitales de siete comunidades autónomas: en Canarias, en el Doctor Negrín; en el País Vasco, en el Complejo Hospitalario de Donostia; en Andalucía, en el Materno Infantil de Málaga y en el Hospital Militar de Sevilla; en Cataluña se instalarán dos equipos en el Parc Sanitari Pere Virgili de Barcelona; en Galicia, en el hospital Gil Casares en Santiago de Compostela; en Valencia, en el hospital de la Fe y en Madrid, sendos equipos en el hospital de Fuenlabrada y en el de La Paz.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios