Carolina Darias (izda.) preside el Consejo Interterritorial. / EFE | Vídeo: ATLAS

España comprará vacunas y antivirales para frenar la viruela del mono

El Ministerio de Sanidad confirma 59 casos más de la enfermedad, ocho más que el martes

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

España utilizará finalmente vacunas y antivirales para tratar de frenar la expansión de la viruela del mono, anunció este miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Los fármacos llegarán a través de una compra centralizada que coordinará la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA, por sus siglas en inglés), un organismo creado durante la pandemia que entonces suministró las vacunas a los países. Ahora, igual que ocurrió con la covid-19, los países recibirán dosis «en proporción al número de habitantes», explicó Darias tras el Consejo Interterritorial de Salud.

La ministra, sin embargo, no pudo avanzar la fecha exacta en la que comenzará la vacunación. A los consejeros autonómicos les adelantó que sería «en semanas», aunque dependerá de la disponibilidad de dosis, que en este caso son limitadas. El laboratorio danés Bavarian Nordic es el único que dispone de autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para comercializar la vacuna contra la viruela humana, llamada Imvanex, que será la que se usará en esta campaña, porque el compuesto proporciona hasta un 85% de eficacia contra el virus del mono.

Tampoco se ha establecido, todavía, el grupo de población que recibirá los pinchazos. «La Ponencia de Vacunas está trabajando en eso, teniendo en cuenta el número de viales de los que dispondremos», apuntó Darias, aunque los expertos están trabajando con la idea de la estrategia de anillos, que consiste en inyectar las dosis a los contactos de los pacientes confirmados y a las personas que hayan mantenido una relación estrecha con esos contactos. Incluso, Sanidad no descarta no tener que administrar las vacunas si los contagios se frenan antes de la llegada de las dosis. Las vacunas se pondrán «en caso de que sea necesario», incidió Darias.

Además de las vacunas, la compra centralizada también incluirá antivirales, que se emplearán para tratar a los pacientes ya contagiados. El medicamento se llama tecovirimat, se comercializa con el nombre de Tpoxx y lo fabrica la farmacéutica estadounidense SIGA. «Es el antiviral que presenta mayores probabilidades de éxito», destacó Darias. Según los estudios preliminares, el tecovirimat disminuye la duración de los síntomas en los enfermos.

Mientras, aumenta el número de positivos. El Ministerio de Sanidad sumó este miércoles ocho nuevos casos, que elevan el total a 59. Además, el Instituto Carlos III, encargado de realizar el análisis de las muestras, descartó otros 41 sospechosos. El director del Carlos III, Cristóbal Belda, contó ayer que los científicos de este centro de investigación están analizando las muestras para averiguar si todos los casos provienen de un mismo brote o de varios.

Por el momento, la inmensa mayoría de los pacientes se contagió en una sauna en Madrid, aunque las autoridades sanitarias también han puesto el foco en una fiesta gay celebrada en Maspalomas. Belda destacó que el Carlos III ha reconstruido el genoma completo de 23 casos de este virus.