«No tenemos otro mundo»

26/09/2019

La misma indignación de Greta Thunberg en la ONU por la inacción de poderes fácticos y públicos y la misma exigencia de responsabilidad por no frenar el cambio climático se dejarán oír mañana en el archipiélago. El Movimiento Canario por la Emergencia Climática convoca a las islas a la protesta mundial.

J. Darriba / Las Palmas de Gran Canaria

Rafael Fernández se afanaba al pintar el cartel que mañana lucirá en la manifestación con la que Canarias se adhiere a la huelga mundial por el clima, un paro global en favor de la transición ecológica hacia un modelo más sostenible y justo, y en contra del cambio climático. «No hay planeta b», reza la pancarta en la que también colabora la niña Clara Sánchez Stevenson. El mensaje es contundente: no existe más alternativa que cambiar nuestra relación con el mundo porque el modelo actual resulta insostenible, tanto humana como ambientalmente.

Los preparativos de la protesta que organiza el Movimiento Canario por la Emergencia Climática -en el que se incluyen ecologistas, estudiantes, feministas, asociaciones humanitarias y vecinales, y sindicatos, entre muchos otros, hasta superar los doscientos- se culminaban en el local de Ecologistas en Acción en la capital grancanaria.

El cambio de modelo que se propugna pasa por alcanzar la descarbonización de la economía antes de 2040 y transformar el sistema agroalimentario, para lo que se requiere el compromiso de las administraciones públicas. Pero las revoluciones empiezan con pasos pequeños. Y aquí es donde se acuña el término «glocal», que emplea Sara Quesada, del colectivo Muévete por el Clima. Piensa globalmente, actúa localmente.

«Se pueden realizar multitud de acciones, desde comprar productos kilómetro cero -aquellos que se elaboran y comercializan a nivel local- hasta adquirirlos a granel, rechazando los envasados, con eso se reduce nuestra huella ecológica», expone Quesada, «y luego usar la bici y el transporte público o apostar por compartir el coche».

«Es importante que los ciudadanos tomen la iniciativa pero lo determinante es que lo hagan los gobiernos porque si se sigue favoreciendo el uso del plástico, la gente va a seguir usándolo», matiza Pepe Navarro, también de Muévete por el Clima, «se debería priorizar la investigación en la producción de plásticos biodegradables, la descarbonización y los coches eléctricos».

Los convocantes del paro piden que se escuche a los científicos y que no se atienda los argumentos negacionistas como los que jalonan los discursos de políticos como el presidente de EE UU, Donald Trump. «Que no se crean que esto no va a pasar», añaden desde Muévete por el Clima, «los científicos ya hablan de un punto de no retorno».

En línea con estas palabras, el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU ha advertido recientemente de una subida ya inevitable del nivel del mar, con las consecuencias que esto tendrá para poblaciones costeras e infraestructuras turísticas, así como del hecho de que retrasar la mitigación del cambio climático conllevaría un aumento de los impactos negativos en la tierra y reduciría la posibilidad de lograr un desarrollo sostenible.

Esto obliga a replantear el modelo turístico, tan importante para la economía canaria, ya que el sistema actual de masas «es un gran depredador de recursos materiales y productos contaminantes». Por eso, Ada Santana, del consejo de estudiantes de la ULPGC, aboga por un turismo más sostenible».

  • 1

    ¿De quién es la responsabilidad por el fracaso educativo en Canarias que señala el informe PISA?

    Los alumnos.
    Los profesores.
    El Gobierno.
    La desigualdad social.
    Votar Ver Resultados