El meteorito Greta impacta en la cumbre del clima

    Cargando reproductor ...
24/09/2019

«Triste y enfadada», la adolescente activista recriminó ayer en la ONU a los líderes mundiales su inacción para revertir la crisis climática.

Jorge Fuentelsaz (EFE) / Naciones Unidas

Triste y enfadada», la adolescente activista climática Greta Thunberg impactó ayer con toda la rabia de un meteorito en la sede de Naciones Unidas para recriminar a los líderes mundiales su inacción para revertir la crisis climática y para decirles que los jóvenes sí van a actuar. Inmediatamente después de su intervención, junto a otros quince niños y jóvenes de distintos países, presentó una queja oficial ante el Comité de Naciones Unidas para los Derechos del Niño, para protestar por la falta de acción de los gobiernos ante el calentamiento global.

Después de que la órbita de la adolescente sueca se hubiera aproximado en otras tres ocasiones a la sede de la ONU ayer habló con toda su fuerza frente a decenas de jefes de Estado y de Gobierno. «Se están muriendo los ecosistemas, estamos a las puertas de una extinción masiva», dijo la activista sueca de 16 años, que acusó a los líderes mundiales de mirar para otro lado o pensar únicamente en el dinero.

La canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, Emmanuel Macron; o el indio, Narendra Modi la escuchaban. Pero el gran ausente era el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se pasó unos momentos por la reunión, pero después del discurso de Greta. «Estamos muy lejos de estar a la altura», reconoció Macron en su intervención de ayer tras escuchar «emocionado» los discursos de Greta y otros dos jóvenes activistas. «No estamos reaccionando lo suficientemente rápido», agregó antes de concluir que escuchaba y tomaba nota de sus palabras.

Nadie se podía creer hace un año que una joven adolescente con Asperger, que en el verano de 2018 comenzó sola una huelga cada viernes delante del Parlamento sueco para reclamar medidas más efectivas contra el cambio climático, pudiera estar ayer en la sede de Naciones Unidas recriminando a los dirigentes mundiales su inacción. Era el comienzo de los Viernes para el Futuro, una acción que miles de jóvenes emularon en el mundo, ante edificios y sedes políticas.

«Cómo se atreven a mirar para otro lado, a venir aquí a decir que están haciendo suficiente. Dicen que nos escuchan, que entienden la urgencia pero si realmente entendieran la situación no estarían sin hacer nada», dijo ayer Thunberg antes de apuntar irónicamente: «No quiero creer que no actúan por maldad».

Por otro lado, el papa Francisco afirmó ayer en la cumbre el clima que los compromisos globales frente a la crisis climática «todavía son muy flojos» y cuestionó que haya una «verdadera voluntad política» para responder a esa emergencia, que a su juicio hay que atajar con «honestidad, responsabilidad y valentía».

  • 1

    ¿El examen de los Médicos Internistas Residentes (MIR) acabará con la falta de especialistas en la Sanidad pública?

    Sí.
    No.
    Ns/ Nc.
    Votar Ver Resultados