Menos denuncias pero más órdenes de protección por violencia machista

Entre enero y marzo llegaron 2.092 casos a los tribunales canarios, un 6,9% menos que en el primer trimestre de 2019. La alerta sanitaria y el confinamiento pueden ser una de las causas del descenso

T. ARTILES / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Los juzgados canarios recibieron en el primer trimestre del año 2.092 denuncias por violencia machista –23 por día–, lo que supone un 6,9% menos que en el mismo periodo de 2019. A nivel estatal el descenso fue del 9,8%, según los datos publicados este lunes por el Observatorio de Violencia de Género y Doméstica del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El número de víctimas de agresiones por parte de sus parejas o exparejas también descendió en el archipiélago entre enero y marzo, pasando de 2.254 en 2019 a 2.084 este año, un 7,5% menos. De ellas, 1.606 son españolas y 476 extranjeras.

Este periodo ha estado marcado por la grave crisis sanitaria –el estado de alarma arrancó en todo el país el 14 de marzo– y puede ser el motivo del descenso de casos que han llegado a los juzgados: el confinamiento ha encerrado a las víctimas en casa con su agresor y ha podido dificultar aún más la interposición de la denuncia, según señala la presidenta del Observatorio del CGPJ, Ángeles Carmona.

Dentro de los datos hay aspectos positivos para la lucha contra la violencia machista, como un descenso más acusado de casos en los que las víctimas renuncian a seguir el proceso judicial y declarar contra sus agresores. Así, en las islas en este primer trimestre no continuaron con la denuncia 284 mujeres, por las 342 en el primer trimestre de 2019, lo que supone una caída del 17%.

También es significativo el aumento de las órdenes de protección concedidas entre enero y marzo de este año en el archipiélago, más que en 2019 a pesar de que se solicitaron menos: en el primer trimestre del año se denegaron más de la mitad de las órdenes pedidas –solo se concedieron 344 de 713–, mientras que en 2020 se adoptaron 432 de las 586 solicitadas, lo que supone un aumento del 25,6%.

Y lo entornos de las víctimas siguen sin denunciar, pero en el primer trimestre de este año subieron respecto a 2019, aunque el porcentaje respecto al conjunto de casos sigue siendo ínfimo. Si en 2019 las familias de las víctimas llevaron a los tribunales 24 agresiones por violencia machista, entre enero y marzo de este año lo hicieron 40, a pesar de que se denunciaron menos casos.

Carmona reconoce que la declaración del estado de alarma el 14 de marzo ha repercutido en la actividad de los juzgados de violencia sobre la mujer, aunque fue declarada esencial y no quedó afectada por la suspensión de los plazos procesales ni paralizada en ningún momento.