La liga de videojuegos no es «educativa ni pedagógica»

04/09/2018

Profesionales de diferentes áreas se unen en una plataforma contra la iniciativa del Gobierno canario, al que exigen su retirada. Sostienen que el proyecto fomenta un negocio que crea adicción.

T. Artiles / Las Palmas de gran canaria

Ni educativa, ni pedagógica, con el fin último de promover un gran negocio y con el peligro de fomentar una adicción reconocida. Con estos argumentos de cabecera se presentó ayer la Plataforma para una actividad saludable, educativa y activa (Pasea), integrada por profesionales de diferentes áreas –sanidad, educación o derecho– y creada para aglutinar la oposición a la liga escolar de videojuegos que el Gobierno canario, a través de la Consejería de Educación, ha impulsado y financiado con 211.000 euros.

La plataforma «abierta» se plantea como un «movimiento ciudadano por encima de los partidos políticos» que busca la retirada de la liga, afirmó ayer su portavoz, Antonio González Molina, profesor de la ULPGC y decano hasta el curso pasado de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, una de las voces más críticas con esta competición en los centros educativos. «No queremos enfrentamientos con nadie, somos profesionales que buscamos consenso para fortalecer hábitos saludables en nuestros jóvenes», dijo. González insistió en que la plataforma no se opone a los videojuegos, ya que los educativos y activos son recursos pedagógicos y preventivos que se usan en diferentes ámbitos. Su no rotundo, añadió, se centra en los que precisamente se van a introducir en los centros educativos canarios. Así, Guillermo Gil, profesor de Educación Física de secundaria, afirmó que algunos videojuegos pueden ser muy útiles en clase, pero siempre que su contenido sea adecuado y que su uso se planifique conforme marca la legislación en materia de Educación, informó Efe. Y afirmó que los elegidos por la liga escolar no cumplen estos criterios, sino que alientan comportamientos sedentarios que pueden crear adicción.

por la vía rápida. En la presentación de Pasea intervinieron especialistas de nuevas tecnologías o la educación física que criticaron tanto la forma como el fondo del proyecto que Educación ha denominado Uso adecuado de los videojuegos entre el alumnado de Canarias y que incluye la competición en línea entre 20 centros durante diez semanas auspiciada y organizada por la UD Las Palmas y el CD Tenerife. Se plantea como una actividad extraescolar de dos tardes a la semana, con los jueves reservados para la competición. «El proyecto es impresentable desde el punto de vista didáctico y pedagógico, hecho por la vía rápida, y parece que quieren crear una necesidad de consumo; están haciendo adictos masivos», afirmó el portavoz de la plataforma.

La voces aglutinadas en Pasea entienden que los eSports –competiciones de videojuegos– no han sido creados con intención didáctica y no se ha demostrado su efectividad ni su impacto positivo en la salud o la educación. Sobre la formación que Educación incluye en el proyecto, opinan que «el acompañamento pedagógico y las charlas descritas deberían ofrecerse a a todos los centros de las islas y para ello no es necesaria ninguna liga de eSports extraescolar».

González Molina señaló directamente al presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, como impulsor de esta iniciativa en su estrategia de promoción de las competiciones de videojuegos, destacando el intento de incluirlas dentro de la Ley Canaria del Deporte. «Como no pudo, ahora lo mete por Educación, y los eSports son un ecosistema cuyo fin último es la industria y el negocio, no tienen carácter educativo, solo competitivo para ganar dinero», añadió.

«Se utilizan los centros y sus recursos, con financiación encaminada a la posible creación de un nicho de mercado de productos no pedagógicos», señala la plataforma en su decálogo contra la liga escolar.

Acciones legales. La plataforma estudia acciones legales contra el procedimiento administrativo utilizado por la Consejería, argumentando que se ha contactado con los centros, ofrecido dinero y asignado presupuesto a un proyecto que no tiene ninguna resolución ni convocatoria oficial.

  • 1

    ¿Cree usted que la Iglesia debe devolver al Estado las propiedades inscritas a su nombre desde 1998?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados